Córdoba: la situación se complica por la sequía y peligra la provisión de agua

A través de un decreto de emergencia, las autoridades impusieron el "alerta rojo" para el uso del recurso; los vecinos esperan la llegada de las lluvias para revertir el panorama
La sequía se propaga en Córdoba y se complica aún más la provisión de agua de varias de sus localidades. Ayer no llovió y el mes de octubre cerró con pocas precipitaciones en el sur provincial.

Según informaron las autoridades, ya se impuso el "alerta rojo" para el uso del agua.

El lago San Roque, principal proveedor de la ciudad de Córdoba y alrededores, presenta una bajante de casi siete metros de su capacidad máxima de embalse, de 35,30 metros. El lago se convirtió en algunos sectores en una gran pradera, en particular en la zona cercana al centro de Villa Carlos Paz.

Comentá la nota