Córdoba, quinta en libertad económica

La provincia bajó unas décimas con relación a 2008. En general, en todas las jurisdicciones, hay más intervención estatal en la economía, lo que supone un desmejoramiento del clima de inversión.

Córdoba, con 6,63 puntos sobre 10, se acomoda quinta en el ranking de desempeño provincial elaborado por quinto año consecutivo por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) de la Fundación Libertad. Si bien la provincia mantiene el mismo lugar que un año atrás, lo hace con menor puntaje ya que en la edición 2008 sumó 6,88. La caída es generalizada en todas las jurisdicciones, salvo pocas excepciones.

El indicador mide la libertad económica en los estados provinciales y este año vuelve a ser encabezado por la Ciudad de Buenos Aires con 8,79 (seis décimas más que en ’08); seguida de San Luis (7,82) (el año pasado con una una décima más era tercera), Santa Fe (7,74 en vez de los 7,9 de hace doce meses) y Buenos Aires (7,30, siete décimas arriba que en ’08).

El trabajo, realizado por los investigadores Carlos Pirovano, Agustina Leonardi, Susana Muti y Salvado Di Stéfano, tiene como eje la idea de que el desarrollo sustentable se basa en una mayor libertad económica, a la que se define como "la no coerción gubernamental en las decisiones de producción, consumo y distribución de bienes y servicios en una economía".

Con un promedio nacional de 5,51 -un siete por ciento por debajo de 2008-el listado es cerrado por las provincias de Chaco con 2,93 puntos; Santiago del Estero, con 2,48 y Formosa, con 1,64.

Para la elaboración del Ïndice se emplean seis variables en tres áreas de análisis: tamaño del sector público, financiamiento del gasto público y el mercado laboral. Los resultados de este año siguen mostrando las asimetrías entre provincias, lo que demuestra que las diferencias ya son estructurales.

En relación a 2008, 10 jurisdicciones ganaron posiciones, nueve retrocedieron y cinco permanecen en el mismo puesto. Catamarca y La Pampa son los estados que más escalones subieron: seis cada una; en tanto que Misiones y Neuquén son las que más perdieron, cediendo cada una de ellas también seis posiciones.

Respecto del puntaje, 18 provincias los redujeron. Chaco, Tierra del Fuego y Mendoza son las que mayor cantidad de puntos perdieron mientras que solamente seis los incrementaron sobre 2008, siendo Santiago del Estero la que obtuvo la suba más importante.

Variables

La investigación verifica que hay en líneas generales un mayor tamaño del sector público -a través de la relación gasto/producto-, creciente presión impositiva, progresivo deterioro fiscal y una mayor presencia del empleo público en el mercado laboral. "La injerencia estatal a través de diversas vías ha ganado terreno en el último año", dicen los autores.

Conforme al puntaje, hay economías que son más libres que otras y ofrecen un entorno más propicio para la inversión. En este segmento están las líderes del ranking: Ciudad de Buenos Aires, San Luis y Santa Fe.

Los investigadores subrayan que el retroceso generalizado se explica, en buena medida, por el deterioro en la situación fiscal y financiera provincial producto de «la fuerte expansión de los gastos combinada con un debilitamiento de los ingresos que erosionaron el ahorro público para el consolidado de las jurisdicciones logrado en el período 2003/2006» y enfatizan que el contexto será peor al cierre de este año.

A la hora de analizar el stock de deuda en relación al resultado financiero, las provincias mejores posicionadas son La Pampa (3,98) y San Luis (4,19). Esto significa que los pampeanos necesitan de casi cuatro años de su resultado financiero para cancelar su deuda de poco más de 206 millones de pesos. Mendoza y Córdoba muestran la más baja performance.

Otro de los indicadores se vincula con el financiamiento del gasto público, dividido en tres áreas: la deuda, la recaudación tributaria versus el PBG y la autonomía fiscal. En este contexto, la Ciudad de Buenos Aires encabeza la lista seguida de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. La contratara la conforman Formosa, La Rioja, Catamarca y Santiago del Estero.

Comentá la nota