Córdoba pica en punta para la obtención de $ 50 M del megaplan anunciado por Cristina

La Legislatura ratificó un convenio firmado con la Nación destinado a obras de cloacas. Los fondos serán destinados a obras en localidades del interior, anotadas en el Progama de Agua y Saneamiento para Comunidades Menores (Proas).

La Legislatura aprobó el convenio marco celebrado entre la Provincia y el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento de la Nación (Enohsa), por el cual la gestión de Cristina Fernández de Kirchner se comprometió a invertir 50 millones de pesos para la construcción de servicios de agua potable y desagües cloacales en Córdoba.

Tal como lo anunció el gobernador Juan Schiaretti la semana pasada, este proyecto para la realización de obra pública denominado Programa de Agua Potable y Saneamiento para Comunidades Menores -Proas- se encamina a ser el primer pedido de Córdoba, luego que la Presidenta lanzara el megaplan por 111 millones de pesos para todo el país.

“Aquellas provincias que tengan los proyectos y las cuestiones legales en orden, serán las que conseguirán los fondos de la Nación, por eso hay que picar en punta”, dijo Schiaretti durante un acto en el que pasó revista a los casi 2.400 policías incorporados a la fuerza.

La Provincia suscribió el convenio con la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación el pasado 11 de diciembre, cuyo objetivo es el financiamiento de proyectos destinados a construir nuevas obras, ampliación de servicios y capacidad de los sistemas de explotación a los fines de mejorar la operación y mantenimiento de los servicios de agua potable y desagües cloacales dentro del ámbito de Córdoba.

La Unicameral, al aprobar el miércoles pasado el proyecto de ley, autorizó al Poder Ejecutivo provincial a “comprometer en garantía de cumplimiento de las obligaciones asumidas los fondos que le corresponden a Córdoba en concepto de Coparticipación Federal de Impuestos”.

La garantía de la coparticipación se debe principalmente a que los fondos, aunque la Presidenta no lo aclaró en la oportunidad de anunciar el megaplan de obras, provendrán de un crédito que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha acordado para infraestructura, aunque otra parte provendrá de los fondos que Anses dispone tras la estatización de las AFJP.

Precisamente, el director de la Anses, Amado Boudou, afirmó que con el pase de las AFJP al Estado, la plata de los trabajadores no va al «mercado financiero» sino a la economía real para sostener el consumo y la producción, y puso como ejemplo la reciente adquisición de dos turbinas para la repotenciación de la central eléctrica de Pilar, en Córdoba.

«Cuando uno mira la economía real no encuentra barrios de viviendas ni cloacas hechas con fondos de las AFJP. Nosotros ya veníamos trabajando con obras de Aysa para el saneamiento de aguas (entre el que está incluido el aprobado por la Legislatura) así como financiamos la compra de las dos turbinas de Epec en Córdoba», advirtió el funcionario.

El «plan de contingencia frente a la crisis» diseñado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el que participa la Anses con sus recursos, tiene como motor el impulso al consumo y la obra pública.

Comentá la nota