Córdoba luce desde hoy su Catedral totalmente restaurada

Se trata de uno de los edificios de mayor valor histórico que podrá ser disfrutado por todos los cordobeses y turistas que arriben a la ciudad. Las obras de refacción se realizaron en dos etapas y demandaron una inversión aproximada a los 2,1 millones de pesos.

Los cordobeses y turistas que arriben a la ciudad de Córdoba en los próximos días podrán disfrutar finalmente de la Iglesia Catedral totalmente restaurada. Se trata de uno de los monumentos de mayor valor histórico para la capital cordobesa, que no recibía obras desde 1950, sólo mantenimientos mínimos. De hecho, el plan de restauración del edificio que será reinaugurado hoy, llegó después de reiteradas advertencias por parte de arquitectos sobre el avanzado estado de deterioro que presentaba.

Los trabajos realizados incluyeron la restauración, recuperación integral e iluminación ornamental y contextual de Iglesia mayor de Córdoba. Durante el periodo 2008-2009 se recuperaron cubiertas de techos, nave lateral sur y norte, se hizo un reemplazo de tejas, recuperación integral e impermeabilización de bóvedas, pintura de cúpula principal, recuperación integral de muros laterales de piedra, protección de vitrales, pintura de fachada principal y recuperación del Cristo. También se restauró el pórtico y puertas principales, se colocó iluminación ornamental y construcción de una rampa de acceso para personas con capacidades diferentes, entre otras cosas.

El encargado de la obra, Andrés Rojo, ya había anticipado a este medio que la intención era acompañar el espíritu navideño de los cordobeses por lo que, aunque en principios la finalización de las obras estaban previstas para los festejos por el Bicentenario en marzo de 2010, finalmente la Catedral refaccionada será presentada hoy. La cita es a las 20.30 frente a la explanada y contará con la presencia del cordobés Jairo, autoridades provinciales y municipales, y el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos Ñáñez.

Rojo destacó que el propósito principal siempre fue restaurar, cuidar y privilegiar lo que ya está, pero respetando la originalidad y el espíritu con que nació el templo.

La obra demandó alrededor de 2,1 millones de pesos. La primera etapa que concluyó a fines de 2008 se concentró en la reparación del interior del templo y demandó 900 mil pesos; se calcula que la segunda tendrá un valor total de 1,2 millón de pesos.

Aunque los trabajos mayores quedarán concluidos el año próximo están previstas una serie de refacciones más que tienen que ver con detalles que embellecerán aún más el templo. Las tareas se concentrarán en el acondicionamiento del campanario y el acceso al mismo, el reloj central, los salones históricos, patios internos, al tiempo que se trabajará en la reparación de pisos y desagües. "Son trabajos menores, pero que desde hace años no recibía la Catedral. Es una forma de dar respuesta al objetivo de recuperación de los espacios que nos planteamos originalmente", dijo Rojo.

El encargado de las obras entiende que la recuperación de un patrimonio de esas características le da la oportunidad a todos los cordobeses de volver a contar con una obra que "los representa y congrega como comunidad". "Las futuras generaciones podrán seguir disfrutando de este espacio, como profesantes de la fe católica, como turistas o simplemente como ciudadanos", agregó Rojo.

La labor incluyó un relevamiento de los desperfectos y un proyecto integral de restauración y se realizó con la asistencia de representantes locales de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos, que depende de la Dirección de Arquitectura de la Nación. Además, trabajaron equipos técnicos con apoyo de la Universidad Nacional de Córdoba y especialistas en la materia. Los trabajos cuentan con el aporte del gobierno de la Provincia, Banco Santander Río, el Sanatorio Allende y la empresa Sancor Seguros.

Comentá la nota