Córdoba: Hay 16 listas para 9 diputados nacionales

Córdoba: Hay 16 listas para 9 diputados nacionales
En Córdoba se anotaron 16 listas para elegir 9 diputados nacionales que actualmente son ocupadas esas bancas, tres por el radicalismo, dos por Unión por Córdoba, dos por el juecismo, uno por el vecinalismo y uno por el Frente para la Victoria.

Al completarse el sábado pasado los trámites de inscripción de las listas de candidatos para las elecciones primarias del próximo 11 de agosto, en Córdoba se anotaron 16 listas para elegir 9 diputados nacionales que actualmente son ocupadas esas bancas, tres por el radicalismo, dos por Unión por Córdoba, dos por el juecismo, uno por el vecinalismo y uno por el Frente para la Victoria.

En un escenario de mucha atomización, en el radicalismo, en el vecinalismo y en el justicialismo oficialista habrá primarias con tres y dos listas respectivamente. Es decir, se inscribieron seis partidos y cinco alianzas conformando las 16 listas.

En las elecciones primarias de Paso del 11 de agosto, en los cuartos oscuros cordobeses, los votantes encontrarán 16 boletas distintas, cada una de ellas con nueve postulantes a diputado titulares y seis suplentes.

Cabe recordar que están empadronados 2.505.346 votantes y en las elecciones legislativas pasadas del 2011 participaron 1.893.167 votantes (75,6%).

Este fin de semana, terminó una ronda afiebrada de negociaciones políticas y empezó otra, y Punilla, no fue la excepción, sobre todo, en Villa Carlos Paz, que como nunca aportó candidatos a la mayoría de las listas con sorpresas incluidas: el macrismo sumó a la conductora televisiva Marcela Monassa, y Olga Riutort, al avilecista Leonardo Mangoldt.

Entre otros carlospacenses y punillenses que pugnarán por una banca en el Congreso Nacional, están el presidente del Concejo de Representantes, Walter Gispert por el juecismo, en un expectante tercer lugar; Cristian Gómez en la lista del Frente Renovador de Unión por Córdoba, y en la lista delasotista, Carlos Caserio y Blanca Rossi.

En las elecciones de agosto, (PASO), sólo tres fuerzas pugnarán por sus candidatos definitivos: Unión por Córdoba (la lista oficialista que lidera Juan Schiaretti, se enfrentará con la del Frente Renovador, con el liderazgo del intendente de San Francisco, Martín Llaryora que viene sumando el trabajo de varios intendentes del interior y de dirigentes empresariales como Cristian Gómez en Villa Carlos Paz).

En la UCR (la lista del acuerdo Mestre-Aguad, se enfrentará al grupo Ongamira que lidera el intendente riocuartense, Juan Jure, y que lleva como cabeza de lista a Miguel Abella y a la de Dante Rossi); y en Encuentro Vecinal Córdoba, tres listas diferentes disputarán ese nicho que siempre mantiene su caudal de votos.

En estas elecciones, el intendente carlospacense Esteban Avilés, es el único jefe comunal de las ciudades grandes cordobesas que no participa directamente. Su alianza "Carlos Paz Unido" que aglutina a sectores radicales, juecistas y kirchneristas e independientes quedó al margen de la disputa, pese a que varios candidatos, entre ellos, uno de sus principales referentes-Walter Gispert- salieron de esa alianza.

Si bien, en el radicalismo, no hay ningún carlospacense en las listas, las PASO tendrá incidencia en Punilla. En nuestra ciudad, el grupo Ongamira está armado y sin perder su sello, Frente por Carlos Paz, el ex juecista Rodrigo Serna es su máximo referente en su vuelta a su partido original.

Serna viene trabajando muy fuerte en los últimos meses con el presidente de la UCR local, Daniel Velázquez y todo hace prevenir que Abella hará una muy buena elección en el interior provincial con armados en Villa María, Departamento San Justo y el liderazgo de Jure en el sur de la provincia.

La lista del acuerdo Mestre-Aguad, en la que el mestrismo puso al hermano del intendente capitalismo, Diego, en el tercer lugar, competirá también con la lista del actual director de Tránsito del municipio cordobés, Dante Rossi.

Hay varios sectores internos de la UCR que dieron un paso al costado en esta puja como el de Miguel Nicolás y Mario Negri; no obstante, varias voces se hacen escuchar en la Casa Radical y ya denominan a la lista oficialista de Mestre-Aguad como "la lista de la soberbia" y dicen, "que deberá enfrentar a tres y no a dos, ramoncito y el milico deberán enfrentar al chicharra (Abella), al colorado (Rossi) y a su propia soberbia..."

Al respecto, Aguad dijo: "No haber podido alcanzar una lista de unidad, e ir a interna no va a debilitar al radicalismo, al contrario lo va a fortalecer de cara a la sociedad. Demuestra que somos un partido democrático y que respetamos las reglas de juego".

Por su parte, Diego Mestre, director General de Fiscalización y Control de la Municipalidad, señaló: "Aguad representa la experiencia, el resto es una lista joven, se ha tratado de buscar representación de Capital, y del norte, sur, este y oeste de la provincia. Lo más importante es que está representada la renovación".

La candidatura de Aguad será impugnada por Susana Pares porque la carta orgánica de la UCR de Córdoba no permite que un legislador sea reelegido dos veces, o sea que vaya por su tercer período.

Al respecto, el titular del radicalismo local, Daniel Velázquez dijo que garantizará la fiscalización de los comicios y que trabajará para que Ramón Mestre haga una muy buena elección como previa a recuperar la gobernación en el 2015.

En Unión por Córdoba, las expectativas se centran en la elección que vaya a hacer la unión de los sectores internos liderados por Martín Llaryora y Juan Domingo Viola, que acordaron a último momento una lista de unidad para enfrentar a la boleta oficial que encabezan Juan Schiaretti, Blanca Rossi y Carlos Caserio.

En el oficialismo incluyeron a Juan Carlos Castro que pertenece a FE, partido del gremialista rural Gerónimo "Momo" Venegas, y de la Sota volvió a usar la fórmula de usar a Cadena 3 como semillero de legisladores y tentó a Blanca Rossi, ex co-equiper de Mario Pereyra. Ya lo había hecho con Cacho Echepare y Arturo Miguel Heredia. En esa línea, Mestre padre lo había hecho con Olga Rista.

El intendente de San Francisco buscará una buena elección en las primarias para ubicarse en el cuarto lugar en la lista que competirá en las elecciones generales de octubre y de esa manera visibilizarse dentro de Unión por Córdoba.

Llaryora con una imagen e inserción fuerte dentro del lote de dirigentes que vienen asomándose para el recambio tiene un desafío muy importante en las próximas elecciones que van más allá del resultado.

"Los problemas actuales no se pueden resolver con la misma gente de siempre, necesitamos una renovación. El justicialismo necesita renovación", dijo ayer Cristian Gómez antes de partir hacia Cosquín.

Llaryora encabezará la lista de candidatos a Diputados Nacionales, del Frente Renovador, que también integran el actual intendente de Morteros, Germán Pratto; el concejal de Córdoba capital Marcelo Rodio; Cristian Gómez, de Carlos Paz, y Claudio Farías, concejal de Cruz del Eje.

"Es con una tiza y un carbón enfrentarse a una estructura consolidada hace muchos años", dijo Llaryora para describir la decisión de separarse del delasotismo.

K de "paladar negro"

El kirchnerismo optó por presentar lista de candidatos de paladar negro. Es decir, candidatos puros, como una manera de superar las internas de los dirigentes que se arrogaban diferentes liderazgos. La ex rectora de la UNC Carolina Scotto y el secretario de Políticas Universitarias de la Nación, y ex rector de la UNVM, Martín Gil, Ernesto Bernabey y Gabriela Estévez.

Otra sorpresa fue el retorno de Domingo Felipe Cavallo a política, como candidato a diputado de la lista del Partido Es Posible, de los hermanos Rodríguez Saá.

En el juecismo, todos admiten que aspiran a retener una banca, y la lista se repartió entre todos los partidos que integran la alianza.

El juecista Ernesto Martínez encabezará la lista, seguido por la socialista riocuartense Viviana Yawny y el carlospacense Gispert.

Por su parte, Olga Riutort oficializó su lista con varios dirigentes del interior, como Daniel Delbono (intendente de Pasco); Marisa Arias (ex funcionaria provincial en Río Cuarto) y Pablo Murúa, un funcionario municipal de Río Ceballos. Aunque su fuerte está en el electorado peronista e independiente de la ciudad de Córdoba.

Coment� la nota