Córdoba espera recaudar 500 millones extras

El paquete de medidas impositivas que el Gobierno provincial analiza aplicar para el ejercicio 2010 contempla una suba generaliza de la mayoría de los impuestos que recauda la Dirección de Rentas de la Provincia.
Esto incluye retoques en determinadas alícuotas de ingresos brutos, un fuerte aumento del impuesto a los sellos, revalúo de automotores y también de las propiedades urbanas.

Las definiciones finas se tomarán en el transcurso de octubre, como anticipó el lunes el gobernador Juan Schiaretti, cuando admitió oficialmente que analiza subir los impuestos.

Según pudo conocer La Voz del Interior de fuentes que trabajan en los proyectos de leyes de presupuesto 2010, Código Tributario y Ley Impositiva –que deben ingresar a la Legislatura antes del 15 de noviembre–, el equipo económico busca un adicional de 500 millones de pesos que engrose la recaudación propia prevista para el presupuesto 2010.

Ese pareciera que se ha convertido en el número mágico: es lo que Córdoba apuntó recaudar ya en 2008, cuando planteó una fuerte suba en las alícuotas de ingresos brutos; es la cifra del déficit con el que podría terminar el ejercicio 2009 y es también el monto que podría llegar a "perder" Córdoba en concepto de coparticipación nacional para 2010, ya que el presupuesto nacional, esta vez, es demasiado optimista.

De todos modos, los ingresos impositivos propios han perdido peso relativo frente a los de la Nación. De los 10.675 millones de pesos presupuestados para 2009, el 36 por ciento son propios, 51 por ciento de coparticipación y 13 por ciento nacionales con destino específico.

El detalle. Inmobiliario. Habría revalúo de la valuación fiscal de las propiedades urbanas. En promedio, el ajuste iría del 30 al 40 por ciento, aunque habrá segmentos con una presión mayor y otros, menor a ese promedio. El descuento del 30 por ciento permanecería al menos en la teoría, ya que es probable que con el revalúo ese descuento se diluya.

En Finanzas estudian el mecanismo para evitar tocar las bases imponibles de las propiedades, ya que un ajuste impacta también en el impuesto a los Bienes Personales que los contribuyentes le pagan a la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip). Pero, según pudo saber este diario, se presenta como difícil aumentar la recaudación por el inmobiliario sin modificar las bases imposibles. Hoy, por el inmobiliario, la Provincia recauda 360 millones de pesos, nueve por ciento de todos los ingresos propios que se prevé recaudar en 2009. Se proyecta un extra de entre 40 millones a 50 millones de pesos.

No habría revalúo en las rurales, pero se pediría un mayor aporte para fondos específicos.

Automotores. Los que trabajan en el trío de leyes económicas señalan que las valuaciones están muy retrasadas. Se baraja la posibilidad de tomar la base de Acara (que reúne a los concesionarios oficiales), aunque la entidad está reclamando la eliminación de los Ingresos Brutos a la compra venta de autos. Este pedido se evaluaría. En el presupuesto 2009 se prevé recaudar 129 millones y en el primer semestre ya habían ingresado ya 110,9 millones. En el Ejecutivo suponen que pueden recolectar 100 millones adicionales.

Sellos. Habrá una fuerte suba de alícuotas que acerque a la Provincia a lo que cobran hoy otros distritos. La tasa –dos por mil– podría llevarse a 10 por mil. Por este concepto se previeron 201 millones en 2009. Se imaginan 100 millones extra para 2010.

Ingresos Brutos. La industria seguiría con el 0,5 por ciento y habría fuertes subas a actividades puntuales.

En la mira está la actividad financiera, que paga el 4,5 por ciento y podría subir hasta 60 por ciento. No se descarta aplicar un mecanismo de presión decreciente que incentive que los depósitos captados en Córdoba sean prestados en la provincia, algo que no ocurre: a junio, según el Banco Central, los bancos que operan en Córdoba tomaron 11.782 millones de pesos en depósitos y prestaron 7.814,6 millones, sólo el 66,3 por ciento.

Primer semestre. 77 pesos de cada 100 que recaudó Córdoba por tributos provinciales fueron de Ingresos Brutos.

No al "impuesto a la valija". La Federación Comercial de la Provincia de Córdoba rechazó la actitud de municipios que cobran tasas a empresas no radicadas en sus localidades.

Le pidió al Tribunal Superior que mantenga la línea de la Corte Suprema e "instó" a los intendentes a "romper la cautividad" que le imponen estudios de profesionales, generalmente foráneos.

Comentá la nota