En Córdoba, el costo salarial creció 50% y está por debajo del promedio

Fue en los últimos dos años. A lo largo de 2008, rondó los $ 2.630 por mes. El más alto es 2,6 veces el más bajo.
En 2008, Argentina tuvo un costo salarial promedio de 3.133 pesos por mes para las empresas del sector privado formal.

Sin embargo, este promedio encierra grandes disparidades regionales que se acentuaron en los últimos años, según surge de un estudio realizado por el Instituto Argentino para el Desarrollo de las Economías Regionales (Iader).

El costo salarial muestra está conformado por la remuneración bruta de los trabajadores más los aportes patronales.

En 19 provincias (incluida Córdoba) de las 24 jurisdicciones relevadas, el costo salarial se ubica debajo del promedio y sólo en cinco de ellas está por arriba. Se trata de Santa Cruz, Chubut, Neuquén, Tierra del Fuego y Capital Federal.

Esto muestra la fuerte diferencia que existe entre las distintas regiones del país: en 2008, el costo de los puestos de trabajo de Santa Cruz era de 5.667 pesos, mientras que en Santiago del Estero ascendió a sólo 2.111 pesos, con niveles similares a los del resto del norte argentino. Es decir, las empresas patagónicas pagan 168,4 por ciento más que las de la provincia norteña.

En Córdoba, el costo salarial es 16 por ciento inferior al promedio del país, con un valor de 3.133 pesos a lo largo de 2008.

Este nivel es inferior al de la provincia de Santa Fe, donde el costo está más cerca, pero igual por debajo, del promedio nacional: en 2.837 pesos.

Diferente evolución. El trabajo analiza la variación del costo salarial entre 2006 y 2008. En esta evolución también se evidencia una gran disparidad: las provincias con los valores más altos fueron, también, las que más aumentaron en los últimos dos años, acentuando todavía más las diferencias.

Así, mientras en Santa Cruz el costo creció 66,3 por ciento y en las demás provincias patagónicas, lo hizo en más de 55 por ciento, en Tucumán, sólo se incrementó 38,8 por ciento. Entre Ríos y Santa Fe tuvieron una suba del costo superior de 52,2 por ciento, mayor a Córdoba, donde aumentó 48,3 por ciento.

“En general, los mayores aumentos en el costo salarial se detectan en todas las provincias vinculadas a la producción de commodities. Básicamente, provincias sojeras y petroleras, y algunas orientadas al turismo internacional”, remarca el Iader. Los costos más bajos, se dan donde hay niveles de actividad bajos y elevada tasa de pobreza.

Comentá la nota