Córdoba coloca $ 300 millones en créditos

La entidad obtuvo la mitad de los fondos que ofreció la Anses. Financiarán autos, consumos personales y para las Pyme.
El Banco de Córdoba se adjudicó la mitad de los 600 millones de pesos que ofreció la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), para estimular créditos a bajas tasas para el consumo y la producción.

Al cabo del acto realizado en la Capital Federal, se informó que el banco provincial logró 100 millones de pesos para créditos destinados a capital de trabajo y a la reconstrucción de esos activos para pequeñas y medianas empresas (Pyme), con una tasa final que variará entre 13 y 13,95 por ciento, según la oferta.

La entidad oficial también obtuvo otros 100 millones para créditos prendarios –para la compra de automóviles– a tasas de entre 13,20 y 14,20 por ciento, y otros 100 millones para el consumo, que oscilará entre 13 y 13,95 por ciento.

En segundo lugar se ubicó el Banco de la Provincia de Buenos Aires con 150 millones, y tercero el Nación, con 50 millones, en créditos prendarios.

"Vamos a colocar todos los recursos en materia de infraestructura y comercial en los próximos dos meses para colocar los créditos en el mercado, ya que será un importante incentivo para el consumo en Córdoba", aseguró a La Voz del Interior Mario Cúneo, titular de la entidad provincial.

Las tasas a las que se colocarán los préstamos, en líneas generales, representan la mitad de los valores que se piden en la plaza financiera.

Por su parte, el gobernador Juan Schiaretti resaltó que "esta decisión del Banco de Córdoba es para que la gente acceda a créditos en condiciones razonables y no para que los bancos ganen plata, reafirmando de esa manera la función social que también deben tener las entidades financieras".

La buena intención de las autoridades oficiales puede chocar con otros planes de financiación: las tarjetas ofrecen hasta 12 cuotas sin intereses en numerosos productos (especialmente electrodomésticos y compra de materiales de la construcción), o con la decisión de endeudarse de los asalariados en un contexto de elevada incertidumbre sobre el futuro laboral.

Las autoridades reconocen que es difícil la colocación del crédito para la compra de automóviles (el Banco pidió que la operatoria sea a través de leasing –alquiler con opción a compra–, en lugar del crédito prendario.

Funcionarios de la entidad oficial también admiten que la operatoria de créditos personales tropieza con las exigencias que plantea el Banco Central: el préstamo no debe superar el 30 por ciento de los ingresos del tomador. En cuanto a las Pyme, es ventajoso –están descontando cheques al 38 por ciento–, pero deben estar al día en los pagos impositivos y previsionales.

Siguen los anuncios. Al presentar los resultados de la licitación, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, sostuvo que mediante la licitación de fondos se logró una baja de entre 25 y 50 por ciento en las tasas que deberán pagar los tomadores de créditos a los bancos respecto a las líneas de préstamos vigentes en la actualidad.

"El resultado de la licitación es doblemente satisfactorio, por el nivel de ofertas recibido, y por la baja de las tasas", dio Massa, junto con el titular de la entidad, Amado Boudou.

La Anses presta fondos provenientes de aportes previsionales a los bancos a un año de plazo al 11 por ciento, y se los adjudica a la entidad que ofrece la menor diferencia en la tasa final que abonará el consumidor respecto a esa tasa de referencia.

Se adjudicaron 600 millones de pesos, en tanto se recibieron ofertas por 1.708 millones.

Comentá la nota