Córdoba: bajaron los préstamos y subieron los depósitos

Un trabajo de la consultora Deloitte analiza la distribución del movimiento financiero en la última década en el país. Córdoba, en el ’98, agrupaba 6,1 por ciento de créditos y depósitos. Hoy tiene 5,8 y 6,4 por ciento, respectivamente.
Es claro que para que una economía logre desarrollarse, el acceso al crédito es un punto fundamental. Tampoco en ese sentido Argentina es un país federal, aunque en los últimos 10 años hay algunos datos alentadores: si bien la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) sigue teniendo la mayor cantidad de préstamos a familias y empresas (también la concentración más alta de los depósitos), su participación sobre el total cayó 10 por ciento. En ese mismo período Córdoba mejoró su performance en colocaciones, pero perdió terreno en créditos.

Un estudio elaborado por la consultora Deloitte en base a datos del Banco Central indica que la Capital, en 1998, concentraba el 63,5 por ciento del total de préstamos, mientras que a marzo de este año tiene 53,3 por ciento. En el mismo período, otras jurisdicciones ganaron algo de participación.

Misiones es el caso más destacado. Saltó de un nivel de crédito de 0,4 por ciento una década atrás a 1,1 por ciento. En lo que hace a depósitos el movimiento fue menor, de 0,5 a 0,6 por ciento. Los cordobeses en el ’98 manejaban 6,1 por ciento de créditos y depósitos. A lo largo de los años, el primer guarismo cayó hasta alcanzar un mínimo de cinco por ciento en el 2003 para estabilizarse en 5,8 por ciento a marzo último. En esos mismos años, las colocaciones privadas registraron un máximo de 6,7 por ciento hace seis años y ahora se ubican en 6,4 por ciento.

La performance de Santa Fe, socia en la región Centro, fue mejor. De tener 4,9 por ciento de los préstamos y 4,8 por ciento de los depósitos una década atrás, ahora controla 6,8 y 6,2 por ciento, respectivamente. Entre Ríos, la otra integrante de la posición, tenía 1,2 y 1,3 por ciento y a marzo se queda con 1,5 y 1,6 por ciento para créditos y colocaciones.

La distribución geográfica de los préstamos privados muestra una concentración de 84 por ciento promedio a nivel bancos en Capital Federal, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba desde el ’98 hasta hoy; las mismas jurisdicciones son las que controlan -en ese período- una media del 85 por ciento de los depósitos.

También hay que resaltar si se relacionan estos valores con la participación en el PIB y en la población, las mismas provincias comprenden más del 70 por ciento de ambos datos socioeconómicos.

El trabajo de la consultora dirigida por Miguel Angel Arrigoni destaca que mientras que en todas las provincias la relación créditos-depósitos es casi uno a uno, en Buenos Aires y Caba eso se modifica. La primera es aportante de fondos y la segunda captadora. Esto y registran los créditos allí aunque después los puedan distribuir en sus filiales del interior.

"Un hecho a destacar es que si bien durante el período 2003-2009 Caba sigue representando más del 50 por ciento de los préstamos al sector privado, se originaron créditos en forma pareja en todo el país. La provincia de Buenos Aires registró un crecimiento neto de 3.3 veces ($ 17.216 millones), Caba 3.35 veces ($ 53.315 millones) y el resto del país 3.8 veces ($ 31.120 millones)", consigna la consultora.

Por sectores

El análisis sobre la evolución de los préstamos por actividad económica desde el ’98 transparenta que fueron las líneas de financiamiento a las personas físicas en relación de dependencia las de mayor crecimiento en participación en ese período. Aumentaron $ 39,977 millones (4,4 veces).

Las otras que ganaron presencia fueron las destinadas al sector manufacturero (8%) y las de la producción primaria (6%). Por el contrario, el sector de servicios tuvo una pérdida en la participación de 30 por ciento. En lo que hace a la actuación por entidades, las que mejoraron fueron la no bancarias supervisadas por el Central (compañías financieras y cajas de crédito), aunque sólo comprenden el tres por ciento del total. Sin embargo, el 63 por ciento lo concentran los bancos privados, el 19 por ciento los públicos nacionales y el resto los provinciales y municipales.

Comentá la nota