Córdoba: aseguran que sólo queda agua para cinco días

La situación es crítica en la ciudad de Córdoba, Carlos Paz, la zona de Sierras Chicas y se sumó Cosquín. Desde mañana habrá falta de suministro por 24 horas a sólo 30 kilómetros de la capital.
La sequía que afecta a Córdoba es la peor de la década y amenaza con un verano aún peor. Por caso, si no llueve en los próximos cinco días, aseguran que la falta de agua será muy crítica o total. Mañana comienzan los cortes de agua por 24 horas en las Sierras Chicas, en el Gran Córdoba, y si la situación no mejora se extenderán al Valle de Punilla. Ayer, se complicó la situación en la localidad de Cosquín, ya que hubo barrios que se quedaron sin agua.

En la medianoche del miércoles cortarán por 24 horas el suministro de agua potable en la localidad de Río Ceballos (a 30 kilómetros de la Capital), situación que volverá a repetirse el próximo sábado 7 de noviembre. Estiman que con el agua acumulada en los tanques de las casas alcanzará para el consumo doméstico.

El jueves 5 y el domingo 8 de noviembre, el corte por 24 horas afectará a Mendiolaza y Unquillo. Mientras que el viernes 6, el servicio será normal en las Sierras Chicas. Estos tres pueblitos cordobeses suman unos 60 mil habitantes, y toman agua del dique La Quebrada, que sufre una bajante de más de 10 metros por debajo de su capacidad máxima.

A través de un comunicado en conjunto, las intendencias de Mendiolaza, Río Ceballos y Unquillo señalaron que "se garantizará la asistencia a escuelas, comedores, guarderías, servicios de Salud, Policía y reparticiones públicas".

"Estamos muy mal. En los últimos tres años tuvimos un déficit de lluvias de 1.200 milímetros, 400 por año, que suman un 80% de las lluvias que teníamos que tener y no tuvimos", graficó Daniel Salibi, intendente de Mendiolaza.

La sequía en Córdoba afecta a casi todo el territorio, por lo que se declaró el alerta amarilla. Pero en la capital ya hay alerta naranja y en las Sierras Chicas y el Valle de Punilla, alerta roja.

En Cosquín, la falta de agua se notó el fin de semana y ayer: "Nosotros somos tres familias que vivimos juntas y no tenemos tanque de reserva ni cisterna. Si llega el agua, tenemos. Si no llega, nos quedamos sin agua", le contó a Clarín, Sandro Ferreyra.

Mientras que Patricia Ariza, que vive en el barrio La Toma, de Cosquín, señaló: "En la Municipalidad nos dijeron que queda agua para pocos días. Incluso, los barrios más altos se quedaron sin agua y la gente se bajaba al río a cargar agua en baldes".

Por su parte, el intendente Marcelo Villanueva se quejó: "La ciudad está sin agua y el gobierno de la Provincia no atiende los teléfonos. La semana pasada, la Subsecretaría de Recursos Hídricos ofreció un camión y lo mandaron el jueves sin manguera".

En la planta potabilizadora de Cosquín deben ingresar 140.000 litros por segundo del río Yuste, pero en la actualidad sólo ingresan 40.000. Las perspectivas para el verano no son las mejores:en enero se conmemora el 50° aniversario del Festival Nacional de Folclore y habrá un millón de visitantes.

En la ciudad de Córdoba, que se abastece del lago San Roque, la situación no es mejor, ya que se superaron los 200 litros diarios por persona sugeridos. Aguas Cordobesas informó que el sábado se consumieron en promedio 370 litros de agua por persona, y 438 litros el domingo, debido al intenso calor. Pero con una particularidad: en los countries se consumieron 637 litros de agua por persona; en el barrio Colonia Lola -de clase baja-, sólo 180.

Comentá la nota