Se copian en un examen, pero igual les dan cargos

Son dos abogados a los que había inhabilitado la justicia porteña
Diciembre de 2006. Examen. Dos concursantes para el cargo de secretario de juzgado son descubiertos, al parecer, copiándose. Julio de 2009. El Consejo de la Magistratura de la ciudad de Buenos Aires concluye que los candidatos se copiaron. Les impone como sanción que no podrán concursar para ningún cargo en el Poder Judicial porteño durante los cinco años siguientes. Sin importar esa decisión, más bien por el contrario, ambos candidatos son hoy prosecretarios "interinos" en el Poder Judicial de la Nación.

Después del controvertido examen, uno entró a trabajar en la Corte Suprema de Justicia, donde conocen su situación, y el otro, en la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal, al amparo del padre de su compañero de examen.

La polémica situación de los dos sancionados ?Blas Gallegos Fedriani y Mariano Tozzi? generó una revuelta subterránea en el Palacio de Tribunales, que, sin embargo, estalló durante los últimos días hasta forzar la convocatoria al primer plenario de la Cámara del fuero en varios años.

El estallido lo causó una presentación formal de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), que le reclamó al presidente de esa Cámara, Carlos Greco, "la remoción inmediata" de Tozzi como "prosecretario letrado interino" de la Sala V de la propia Cámara, que lidera Pablo Gallegos Fedriani, padre del otro sancionado.

"Esta circunstancia [...] se configura claramente como un obstáculo ético y moral que de no ser tenido en cuenta genera una situación institucional de extrema gravedad", reclamó el gremio con la firma del secretario general, Juan Fentanes, y de su secretaria adjunta, Cecilia Caviglia, "contribuyéndose al cada vez más alto grado de desprestigio que el fuero se encuentra inmerso".

El otro prosecretario cuestionado, Blas Gallegos Fedriani, trabaja en la Secretaría Judicial N° 7 de la Corte Suprema, abocada a los asuntos impositivos, aduaneros y bancarios del máximo tribunal del país.

Allí se desempeña bajo las órdenes de un viejo colega de su padre en la Cámara Contenciosa. Pero su arribo a la Corte se definió desde puestos más elevados del máximo tribunal y conllevó una discusión sobre su presente y futuro laboral durante uno de los últimos acuerdos de los ministros, según confirmó LA NACION de fuentes tribunalicias.

Al menos dos ministros de la Corte sostienen que la permanencia de Gallegos Fedriani bajo su órbita directa puede conllevar un desgaste público innecesario para el máximo tribunal, por lo que promueven que no se renueve su contrato cuando concluya, según reconstruyó LA NACION.

Gallegos Fedriani (hijo) y Tozzi niegan haberse copiado, a pesar de que el Consejo de la Magistratura porteño determinó que al menos 47 párrafos de sus exámenes son "absolutamente similares", además de registrarse "una abrumadora similitud" cuando no resultan "prácticamente idénticos", al punto de esbozar "soluciones idénticas", además de mantener la misma disposición en cada respuesta.

La defensa de ambos fue, también, muy parecida. Argumentaron que estudiaron juntos y que compartieron el mismo material bibliográfico y jurisprudencial. Por las dudas, también objetaron que los investigue el Consejo cuando ya había una investigación penal en marcha, que no prosperó.

Rechazo total

Sin embargo, con la firma de su presidente, Mauricio Devoto, el Consejo rechazó esos argumentos. Y más de dos años y medio de aquel escandaloso examen, el 2 de julio pasado dio "por probado que los concursantes Blas Gallegos Fedriani y Mariano Beltrán Tozzi se copiaron en el examen que ambos rindieron el 1° de diciembre de 2006 [?] para cubrir nueve vacantes para el cargo de secretario de Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario" porteños.

Así, acostumbrada a mantenerse alejada de la exposición pública, la Cámara Contencioso Administrativo Federal recibió con renuencia el planteo de la UEJN, que decidió dejar constancia por escrito de su reclamo ante la falta de reacción espontánea del fuero desde julio.

De hecho, la UEJN planteó que el nombramiento de Tozzi en la sala del "padre de su cómplice, amigo y también inhabilitado Blas Gallegos Fedriani, [?] resulta un fuerte agravio contra la inteligencia de una ciudadanía que exige ejemplaridad y transparencia del Poder Judicial de la Nación".

Más aún, el gremio reveló que la designación de Tozzi como prosecretario letrado "definitivo", pero que la Cámara decidió nombrarlo como interino para evitar el escándalo: "El hecho de reconocer que no reunía [los requisitos] para desempeñar [el cargo] en forma definitiva implica necesariamente idéntica confesión respecto de la situación interina".

Sólo tras la presentación gremial, Grecco convocó a un plenario. Pero su concreción se dilatará tres semanas, hasta el 24 de este mes.

El caso

* El engaño . Los abogados Blas Gallegos Fedriani y Mariano Tozzi, aspirantes a ocupar una secretaría de un juzgado porteño, fueron sorprendidos, en diciembre de 2006 cuando, al parecer, se estaban copiando en un concurso.

* El castigo . En julio pasado, el Consejo de la Magistratura porteño concluyó que se habían copiado y los inhabilitó para concursar en el Poder Judicial de la Ciudad.

* La actualidad . Después del inicio del escándalo, los dos consiguieron trabajo en el Poder Judicial de la Nación. Gallegos Fedriani es prosecretario interino en la Corte Suprema. Tozzi ocupa el mismo cargo en la sala de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal que preside Pablo Gallegos Fedriani, padre de Blas.

Comentá la nota