We are coperos.

We are coperos.
CHAMPIONS LEAGUE: El Manchester y el Arsenal confirmaron la estirpe británica en la Orejona. Tres de cuatro en semi.
Desde siempre, la competencia con el "fútbol continental", como llaman ellos al resto de Europa, obsesionó a los inventores de este juego. Primero, sólo con su selección, que se jactó de estar 57 años invicta ante europeos no británicos (3-4 con España en 1929). Y luego, desde mediados de los 50, con sus clubes en la Copa de Campeones, hoy Champions League, que tras las victorias del Manchester y el Arsenal, presenta tres de cuatro semifinalistas ingleses. Una vez más...

La historia cuenta que desde la Copa de 1956, primera jugada por ellos (el United), a los ingleses les costó amoldarse. Y recién en 1968 los Diablos del gran George Best y el inmortal técnico Matt Busby cortaron la seguidilla de triunfos del Real Madrid, Benfica, Milan e Inter. Luego hubo tiempo para que festejaran seguido el Ajax y el Bayern, hasta que en 1977, en Roma, justo la misma cancha de la final de este año, el Liverpool inició la era de dominio inglés. Desde aquel 3-1 al Mönchengladbach, Liverpool ganó tres copas más, el Nottingham Forest (hoy en el ascenso), dos; y el Aston Villa, una. Sólo el Hamburgo se coló en 1983. Es más: en la final de 1984, los Reds le ganaron la final a la Roma en Roma y por penales... Al año siguiente estaban para repetir contra la Juventus de Platini en Bruselas. Pero perdieron 1-0 una final que se jugó a pesar de que minutos antes 39 personas habían muerto en las tribunas de Heysel cuando los hooligans del Liverpool atacaron a los italianos. La sanción fue contundente: suspensión indefinida a los ingleses para jugar en Europa, un castigo que se levantó en 1991 y que implicó que recién en 1995 se recuperaran todas las plazas coperas que se ostentaban en el 85.

Muchos dicen que esto que se vive hoy se hubiera dado antes de no mediar la tragedia de Bélgica. Lo cierto es que no debe ser casual que entre el 85 y el 95, se hayan registrado seis campeones inéditos... Claro que éstos de hoy, los que tienen presencia en las cuatro últimas finales (de las cuales ganaron tres), no son los mismos equipos ingleses de antes. Hay jugadores de todos los rincones del planeta. Un mix clave que ofrece tres representantes con estilos variados, aunque con una coincidencia clave: la fuerza de la localía. Manchester perdió uno de sus últimos 40 coperos en Old Trafford, Chelsea sólo tres de 67 en su historia en Stamford Bridge y el Arsenal no cae de local desde el 2003. Obvio, todos están invictos en su casa en esta Orejona 2008/2009.

We are coperos...

Comentá la nota