La coparticipación subió 24% en 2008.

Ni la puja por las retenciones con el campo, la fuerte sequía ni la crisis financiera global detuvieron el crecimiento de los recursos fiscales que llegaron a la Provincia durante 2008 provenientes de Nación.
El año que se fue marchó sobre rieles en cuanto a la percepción de la coparticipación de impuestos. Por el incremento de las transferencias (IVA e Impuesto a las Ganancias), producto de la inflación, el gobierno pampeano recibió un sustantivo aumento de sus recursos de origen nacional. Los fondos coparticipados superaron ampliamente sus metas, dejando al presupuesto provincial subvaluado en más de un 30 por ciento.

Para tener idea de la magnitud del superávit de la recaudación coparticipada puede decirse que en 365 días, la provincia superó la barrera de los 1.253 millones de pesos por transferencias, con un superávit de recaudación multimillonario. Su destino (248 millones), al igual que el de los ahorros que tiene guardados el gobierno (estimados en mil millones) y lo producido por regalías petroleras y contratos propios (222 millones más), pocos lo intuyen.

Buena parte serviría para acallar los reclamos gremiales con aumentos nominales ajustados a inflación, aunque ya convirtió en remunerativos no bonificables los premios estímulos y adicionales al personal de Rentas, Catastro, Minería, Centro de Sistematización de Datos (Cesida), IPAV, Tribunal de Cuentas, Cámara de Diputados y personal hospitalario). Pero lo importante para el gobierno será terminar la obra pública heredada de la gestión anterior y la nueva que se inicia, amén de fuertes reestructuras presupuestarias de partidas para el financiamiento de la novel Secretaría de Desarrollo Estratégico.

Presupuesto 2009.

El presupuesto general de gastos y cálculo de recursos para el ejercicio financiero del año en curso es de 2.950 millones de pesos. Lo más saliente es la inversión en obras públicas por 300 millones; un incremento del 30% de la inversión en fomento a la producción; el aumento del flujo de remesas para las comunas (60 millones) y el crecimiento de la inversión en educación, un 38%, es decir, unos 200 millones. De esa manera, la ejecución será de casi 700 millones.

Pero no todo es alentador. A través de cautelosas e imperceptibles modificaciones, se cambió el espíritu de la Ley de Promoción Industrial y la Ley Impositiva incrementó las valuaciones en la compra-venta de campos. Tampoco pueden observarse grandes esfuerzos monetarios con el propósito de evitar alzas en el desempleo y la pobreza que comienzan a preocupar.

Si bien se introdujo la modificación de la Ley de Coparticipación Municipal, por la cual se aumenta en 5 puntos el dinero enviado a las 78 comunas y comisiones de fomento (pasó del 18 al 23% la masa coparticipable y a menor población habrá un coeficiente de distribución mayor), los recursos propios y el devengamiento de los tributos provinciales (inmobiliario y vehículos) parecerían no alcanzar para que los municipios retomen su senda de crecimiento. El incremento significará unos 57 millones de pesos más en 2009, con lo cual pasarán de 148,15 a 176,5 millones las partidas transferidas, que, junto al incremento presupuestario, lo llevará a los 233,5 millones.

Municipios.

Lo concreto es que los municipios en su conjunto recibirán, de lo recaudado por los conceptos coparticipables, el 21 por ciento. Los recursos provienen de los impuestos provinciales; el 51% de lo que recibe La Pampa del régimen de coparticipación federal (como se explicó 1.497 millones de pesos); de los aportes no reintegrables del Tesoro Nacional de libre disponibilidad (unos 8 millones) y de las afectaciones directas (otros 113 millones más). A ello hay que sumarle las obras contempladas en el ambicioso plan del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para La Pampa por un total de 1.500 millones de pesos (mil por obras ya anunciadas y 563 en nuevos emprendimientos).

Ya se conocía que se construirán 1.800 nuevas viviendas con una inversión de 165 millones de pesos; 190 para el acueducto Puelén-La Reforma; 60 en Desagües Pluviales; 60 en pavimento urbano para distintas localidades; 25 en el área Productiva Planicie Curacó y 53 en repavimentación de rutas. Ya habían sido anunciadas con anterioridad obras por 934 millones: viviendas, gasoducto del oeste y la segunda parte del acueducto del río Colorado.

El año que se fue marchó sobre rieles en cuanto a la percepción de la coparticipación de impuestos. Por el incremento de las transferencias (IVA e Impuesto a las Ganancias), producto de la inflación, el gobierno pampeano recibió un sustantivo aumento de sus recursos de origen nacional. Los fondos coparticipados superaron ampliamente sus metas, dejando al presupuesto provincial subvaluado en más de un 30 por ciento.

Para tener idea de la magnitud del superávit de la recaudación coparticipada puede decirse que en 365 días, la provincia superó la barrera de los 1.253 millones de pesos por transferencias, con un superávit de recaudación multimillonario. Su destino (248 millones), al igual que el de los ahorros que tiene guardados el gobierno (estimados en mil millones) y lo producido por regalías petroleras y contratos propios (222 millones más), pocos lo intuyen.

Buena parte serviría para acallar los reclamos gremiales con aumentos nominales ajustados a inflación, aunque ya convirtió en remunerativos no bonificables los premios estímulos y adicionales al personal de Rentas, Catastro, Minería, Centro de Sistematización de Datos (Cesida), IPAV, Tribunal de Cuentas, Cámara de Diputados y personal hospitalario). Pero lo importante para el gobierno será terminar la obra pública heredada de la gestión anterior y la nueva que se inicia, amén de fuertes reestructuras presupuestarias de partidas para el financiamiento de la novel Secretaría de Desarrollo Estratégico.

Presupuesto 2009.

El presupuesto general de gastos y cálculo de recursos para el ejercicio financiero del año en curso es de 2.950 millones de pesos. Lo más saliente es la inversión en obras públicas por 300 millones; un incremento del 30% de la inversión en fomento a la producción; el aumento del flujo de remesas para las comunas (60 millones) y el crecimiento de la inversión en educación, un 38%, es decir, unos 200 millones. De esa manera, la ejecución será de casi 700 millones.

Pero no todo es alentador. A través de cautelosas e imperceptibles modificaciones, se cambió el espíritu de la Ley de Promoción Industrial y la Ley Impositiva incrementó las valuaciones en la compra-venta de campos. Tampoco pueden observarse grandes esfuerzos monetarios con el propósito de evitar alzas en el desempleo y la pobreza que comienzan a preocupar.

Si bien se introdujo la modificación de la Ley de Coparticipación Municipal, por la cual se aumenta en 5 puntos el dinero enviado a las 78 comunas y comisiones de fomento (pasó del 18 al 23% la masa coparticipable y a menor población habrá un coeficiente de distribución mayor), los recursos propios y el devengamiento de los tributos provinciales (inmobiliario y vehículos) parecerían no alcanzar para que los municipios retomen su senda de crecimiento. El incremento significará unos 57 millones de pesos más en 2009, con lo cual pasarán de 148,15 a 176,5 millones las partidas transferidas, que, junto al incremento presupuestario, lo llevará a los 233,5 millones.

Municipios.

Lo concreto es que los municipios en su conjunto recibirán, de lo recaudado por los conceptos coparticipables, el 21 por ciento. Los recursos provienen de los impuestos provinciales; el 51% de lo que recibe La Pampa del régimen de coparticipación federal (como se explicó 1.497 millones de pesos); de los aportes no reintegrables del Tesoro Nacional de libre disponibilidad (unos 8 millones) y de las afectaciones directas (otros 113 millones más). A ello hay que sumarle las obras contempladas en el ambicioso plan del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para La Pampa por un total de 1.500 millones de pesos (mil por obras ya anunciadas y 563 en nuevos emprendimientos).

Ya se conocía que se construirán 1.800 nuevas viviendas con una inversión de 165 millones de pesos; 190 para el acueducto Puelén-La Reforma; 60 en Desagües Pluviales; 60 en pavimento urbano para distintas localidades; 25 en el área Productiva Planicie Curacó y 53 en repavimentación de rutas. Ya habían sido anunciadas con anterioridad obras por 934 millones: viviendas, gasoducto del oeste y la segunda parte del acueducto del río Colorado.

Comentá la nota