La coparticipación de Santiago creció en noviembre un 7,5%

Cifras. Los envíos para Santiago del Estero llegaron a $ 211,2 millones, sólo 14 millones más que el mismo mes de 2007. En el año, la suba llega al 26,5%.
Finalmente y tal como era temido, la crisis financiera internacional tuvo su influencia negativa en los ingresos fiscales de la Nación, que repercutió en una merma considerable en la coparticipación, que creció sólo 7,5%, una cifra irrisoria si se toma en cuenta que el promedio anual era cercano al 30%.

Según los datos de la Dirección Nacional de Coordinación Fiscal con las Provincias, en base a datos del Banco Nación, la provincia recibió 211.204.100 pesos en noviembre, contra 196,5 millones del mismo mes del 2007 y muy por debajo de los 246,6 millones de octubre último.

Sin embargo, el importante crecimiento que tuvieron los giros nacionales en los 10 primeros meses del año permitirá terminar el 2008 con ingresos por fondos coparticipables superiores a $ 2.700 millones de pesos. Para ello, con recaudar la misma cifra que en 2007 (216,2 millones) será suficiente.

Comparando enero-noviembre, la provincia recibió en lo que va del año 2.501.851,6 millones de pesos, contra 1.978.261.200 millones del mismo período del año pasado, es decir más de $ 520 millones. Incluso, si se toma todo 2007, la cifra ya es más de 300 millones de pesos mayor, constituyendo otro récord histórico.

Es indudable que los números de noviembre, sumados a otros indicadores que confirman una menor actividad económica en diversos sectores productivos de la Argentina, reflejan una situación que no deja de preocupar. Y a ello hay que agregarle la drástica baja de los precios internacionales de los commodities (sobre todo granos como soja, trigo y maíz) que tienen un fuerte impacto en los ingresos nacionales.

Esta situación motivó al Gobierno nacional al lanzamiento de un paquete de medidas económicas, como una amplia moratoria, la repatriación o blanqueo de capitales a un bajo costo y el incentivo al trabajo registrado, aunque no estará disponible sino hasta 2009. Por su parte, algunos sectores como el automotor ya están ofreciendo bonificaciones y en la construcción se frenó el alza de precios, ante la caída de la demanda.

Diciembre será una verdadera prueba de fuego. Si bien el pago del aguinaldo podría mantener alto el consumo interno, el encarecimiento del crédito puede afectar el nivel de compras. Además, como es un mes históricamente con altos niveles de recaudación, debido a las ventas por las fiestas de fin de año y el turismo, el desafío será mantener o superar la alta performance del año pasado.

Comentá la nota