Coparticipación repuntó en octubre: 30,4%

En agosto y setiembre la variación interanual había sido menor. La Provincia en 10 meses recibió un 21 por ciento más de fondos coparticipables que los que había proyectado para todo el año.
El gobierno de la Nación giró en octubre a las arcas provinciales casi 534 millones de pesos en concepto de coparticipación, lo que representa un incremento del 30,4 por ciento con respecto a los 409 millones de igual mes del año anterior y del 43 por ciento en relación a los 373 millones de 2006, según datos preliminares del Ministerio de Economía de la Nación.

Se trata de una excelente noticia para la administración que encabeza el gobernador Juan Schiaretti, habida cuenta de que la variación interanual en el envío de los fondos fue mayor a las que se habían registrado en agosto (20,5%) y setiembre (27,9%). Incluso, el incremento estuvo entre los cinco más altos del año, sólo superado por los de enero (31,8%), febrero (37,8%), abril (47,4%) y julio (31,1%).

La importancia reside en que este aumento en el caudal de fondos llega en un contexto de alta incertidumbre y preocupación en torno a los coletazos que puede generar la crisis internacional, que se suman a los efectos que ya viene produciendo la caída en el consumo de las personas. Difícilmente esta perfomance de octubre traiga alivio total al Ministerio de Finanzas de la Provincia, a cargo de Angel Elettore, pero seguramente permitirá que el gobierno respire un poco más tranquilo de cara a fin de año.

En este marco, es importante destacar que en lo que va de 2008 el Estado cordobés recibió más de 4.900 millones de pesos a través de la coparticipación; es decir, un 28 por ciento más que los 3.800 millones que había absorbido en igual etapa del ejercicio pasado. Esta cifra se encuentra cercana a la inflación que hubo en el último año, que los analistas privados estiman entre el 20 y el 25 por ciento, aunque esto no significa que la situación fiscal provincial haya mejorado, ya que los gastos se incrementaron significativamente de la mano de los precios de los insumos que acompañaron la inflación, a la vez que los empleados públicos lograron aumentos del orden del 30 por ciento.

De todos modos, un aspecto que no debe soslayarse es que esos casi cinco mil millones de pesos que ingresaron a la Casa de las Tejas por coparticipación representan un 21 por ciento más que la cifra que había sido proyectada por Elettore para todo 2008, de alrededor de cuatro mil millones de pesos. El presupuesto para este año, elaborado a fines de 2007, prevé transferencias por 5.218 millones de pesos, de las cuales la coparticipación federal de impuestos representa el 78,2 por ciento y el resto se lo dividen los recursos afectados y leyes especiales de origen nacional (20,54%) y otros ingresos (1,21%).

La distribución

A la hora de evaluar las transferencias según los diferentes rubros que conforman la coparticipación, se observa que el principal aporte, lógicamente, provino de la Coparticipación Federal de Impuestos (CFI) Neta prevista en la Ley 26.075, que dispuso fondos por 390 millones de pesos. En tanto, dentro de los recursos provenientes del Impuesto a las Ganancias, que totalizaron unos 74 millones de pesos, el Fondo de Infraestructura Básica Social aportó 18 millones de pesos; el excedente de obras con carácter social a Buenos Aires, 52 millones de pesos; y la Ley 24.699, más de tres millones de pesos.

En cuanto a un artículo puntual del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el monto se ubicó en 7,3 millones de pesos, mientras que del Impuesto a los Bienes Personales surgieron 16,5 millones de pesos.

Asimismo, el Impuesto a los Combustibles generó 4,8 millones de pesos, de los cuales 3,1 millones provinieron de Vialidad Provincial y 1,7 millones de Obras de Infraestructura. Por último, el régimen de simplificación para pequeños contribuyentes participó con 3,3 millones de pesos.

Comentá la nota