Coparticipación: "Con una nueva ley se termina el manejo centralista".

La expresión es del intendente de Virasoro, Rodolfo Fernández, quien es el candidato a diputado nacional por el Frente de Todos y pre-anuncia el rol que enfrentará en el Congreso. Insistió en que el federalismo no debe quedar solo en declaraciones, sino concretarse con la administración ecuánime de los recursos que se recauda de las provincias y establecer un nuevo esquema distributivo.
El debate por la coparticipación federal es de nunca acabar y suele reavivarse en cada tiempo pre-electoral. Es que aprovechando el clima proselitista resurgen los pedidos de una nueva ley que sea equitativa para con el reparto de los fondos a las provincias. Un hueso duro de roer que por años se sostuvo en el país. Este miércoles el candidato a diputado nacional del Frente de Todos, Rudy Fernández, remarcó la necesidad de ir a bregar en el Congreso por una nueva norma.

"Hay que hacer una ley nueva de coparticipación en el Congreso, y para eso se necesita que los legisladores provinciales defiendan los intereses de sus provincias" dijo el jefe comunal y por poco no lo dijo de manera directa, pero sí la dio a entender, y no que vayan a levantar mano a favor del estado centralista.

Aludió que el manejo de los fondos a discreción, de acuerdo con los colores políticos a los que responden los gobernadores e intendentes, se termina con la lucha de los representantes del pueblo de cada distrito por una Ley que sea más democrática y equitativa para con las provincias.

Es que actualmente hay un techo de distribución: 34% de los ingresos de recaudación, pero se reparte sólo el 25.

Por ello Fernández hizo referencia a que "primero debe respetarse la ley en vigencia –distribuir el 34%- y segundo cambiarla a favor de las provincias y los municipios; tercero que el federalismo no se declare sino que se concrete. Porque federalismo no es traer plata del gobierno central, porque cuando cada uno cuando compra leche o yerba se paga IVA, esto se va para que se lo administre y lo coparticipen, no para que le digan a este le doy y a este otro no" argumentó.

Y para finalizar puso como ejemplo el país vecino, Brasil, donde los municipios y Estados recaudan el IVA, lo administran y lo que le sobra mandan al gobierno federal. Con ello concluyó que algo similar necesita Argentina para que haya mejor equiparación en el desarrollo productivo, industrial y social.

Pero para ello se requiere el trabajo mancomunado de los legisladores nacionales en pro de las provincias, lo cual es un eterno reclamo de gobernadores e intendentes.

Comentá la nota