Coparticipación: la mayoría de los senadores votó contra los intereses de sus provincias

Dos tercios de los legisladores, incluyendo dos mendocinas, avalaron los proyectos de la Rosada para eliminar el sistema privado de jubilaciones y extender el impuesto al cheque.
Sólo uno de cada tres senadores votó a favor de coparticipar los fondos en las votaciones por la eliminación de las AFJP y la prórroga del impuesto al cheque. Así lo estableció un estudio del Centro de Estudios Nueva Mayoría.

Según la investigación de la consultora, a cargo de Rodrigo Mallea, se constató que en la votación por la eliminación del sistema privado de jubilaciones y extensión del impuesto al cheque, sólo un tercio votó a favor de coparticipar a sus provincias los fondos.

La excepción a la regla fue Santa Fe. Rubén Giustiniani (socialista), Carlos Reutemann (PJ) y Roxana Latorre (PJ) decidieron en ambos casos a favor de la coparticipación total de los fondos.

En contraposición a lo que ocurrió con Santa Fe, en Misiones (Eduardo Torres, del Frente Renovador de la Concordia; Luis Alberto Viana, kirchnerista y Elida Vigo del Frente Renovador de la Concordia), Tierra del Fuego (José Carlos Martínez, del ARI; María Rosa Díaz, del ARI y Mario Colazo de Unidad Federalista) y Neuquén (Horacio Lores del Movimiento Popular Neuquino; Marcelo Fuentes del FpV y Nancy Parrilli del FpV), los senadores optaron a favor de no coparticipar los recursos a las provincias que representan.

¿Cómo andamos por casa?

Los senadores mendocinos votaron divididos estos dos temas. Las kirchneristas Marita Perceval y Mónica Troadello (que reemplazó a Celso Jaque en el Congreso) votaron según los lineamientos de la Casa Rosada, es decir en contra de los intereses de las provincias y a favor de las arcas nacionales.

El caso contrario fue el radical Ernesto Sanz, quien desde la presidencia de la principal bancada opositora, defendió una mayor distribución de los ingresos entre la Nación y los distritos.

¿A quiénes representan los senadores? Según establece la Constitución Nacional, la Cámara alta se encuentra compuesta por 72 miembros, tres por cada provincia y por la ciudad de Buenos Aires. Es decir, son elegidos para representar a sus distritos.

Los proyectos con media sanción que fueron girados al Senado referentes a la estatización de las AFJP y el impuesto al cheque contemplaban recursos coparticipables entre las provincias. En el caso de la eliminación de las jubilaciones privadas, las provincias reclamaban un 15 por ciento de masa coparticipable. En ese caso, sólo 23 senadores (32%) votaron a favor de sus regiones, dice el estudio de Nueva Mayoría.

En la renovación del impuesto al cheque, únicamente 20 senadores (28%) abogaron por el 100% de su coparticipación, mientras que 45 (62%) votaron por el régimen que contemplaba un 70% para la Nación, y apenas 30% para las provincias.

"Sólo un tercio de la totalidad de senadores votó a favor de coparticipar a sus provincias los fondos de las AFJP y del impuesto al cheque", explica la investigación.

Y agrega: "Santa Fe es la única provincia cuya totalidad de senadores votó por la coparticipación en ambos casos. Es así el único caso en el cual los senadores han funcionado de acuerdo a un sistema federal. Lo mismo sucedió con los tres senadores de Salta en la primera de las dos votaciones".

Control ciudadano

Para Rosendo Fraga, titular del Centro Nueva Mayoría, la conclusión es clara: "Mientras el ciudadano sea indiferente a cómo votan sus legisladores, éstos pueden llegar aún a votar contra el interés provincial porque no pagan costo político con ello.

Sólo si el voto funciona como un lógico sistema de premios y castigos, de acuerdo a cómo han votado los legisladores en la visión de los votantes, el Congreso recuperará el rol y el prestigio que debe tener". / Diario La Nación

Comentá la nota