La coparticipación aumentó solo 3,3% en julio y complica a las provincias

La coparticipación aumentó solo 3,3% en julio y complica a las provincias
La fuerte caída en la recaudación del impuesto a las Ganancias incide en la baja de la masa coparticipable. Córdoba busca en los mercados u$s 150 millones
La coparticipación de los impuestos aumentó en julio apenas 3,3% interanual y profundiza los problemas de caja de las provincias. El incremento –negativo en términos reales, si se tiene en cuenta la inflación– estuvo casi siete puntos por debajo del de la recaudación total, que fue del 10,2%.

La merma en la recaudación del impuesto a las Ganancias pudo ser compensada en parte por el IVA. Pero de repercutir una probable caída en el consumo por la gripe A (H1–N1) en los ingresos de agosto, puede hundir más a las provincias, en tiempos en que se reflota el reclamo de una nueva ley de coparticipación federal.

Según un informe de la consultora Economía & Regiones, la coparticipación de recursos cayó en términos reales un 10,2%. Esto, ajustado por el índice minorista de inflación del propio estudio –dirigido por el economista Rogelio Frigerio–, en el orden del 15% anual.

Gran parte de la masa coparticipable está conformada por el impuesto a las Ganancias y el IVA. El primero mostró una caída interanual en julio del 8,4%, hasta los $ 4.424,4 millones, según datos de la AFIP. El IVA, en tanto, aumentó 13,9% interanual, hasta los $ 7.799,8 millones. El total distribuido en julio entre las provincias alcanzó los $ 6.080 millones, en lo que representó la variación interanual más baja desde enero.

En línea con la caída de las exportaciones, el Fondo Federal Solidario (FFS), constituido a principios de año para repartir el 30% de los ingresos por retenciones a la soja, registró el monto girado más bajo desde su creación ($ 340 millones).

Así, el total distribuido entre las provincias y municipios alcanzó el mes pasado los $ 6.420 millones, unos $ 271 millones menos que lo presupuestado.

Voces por una nueva ley

Según las proyecciones de E&R, de continuar esta tendencia las provincias se llevarían en 2009 unos $ 74.475 millones que, sumados a los $ 3.233 previstos por el FFS, representarían un 25,8% del total recaudado en el año.

Ese porcentaje está muy por debajo de lo previsto en la ley 23.548, que fija en 34% el piso de lo que debe ser girado a las provincias. "Se advierte que el Gobierno Nacional es el gran beneficiado del esquema actual de federalismo fiscal, más aún teniendo en cuenta el alto grado de libertad en el manejo de los fondos de la ANSeS, especialmente de sus stocks de activos", sostuvo la consultora.

La redefinición del reparto de la recaudación entre las provincias es uno de los principales reclamos que llegan al Ejecutivo desde su derrota legislativa del 28 de junio último. Cámaras empresarias, gobiernos y bloques parlamentarios insisten en la necesidad de gestar una nueva ley de Coparticipación.

Ese reclamo fue uno de los tantos que escuchó el ministro de Economía, Amado Boudou, de los dirigentes de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), el martes. También, el que realizaron industriales reunidos en Córdoba una semana atrás y uno de los doce puntos que quedó plasmado en el documento publicado por la Asociación de Empresas Argentinas (AEA) hace veinte días.

Las provincias, en tanto, acumulan déficits y acuden a la emisión de deuda para financiarlos. Ayer, Córdoba presentó el Boncor 2017, con el cual espera recaudar u$s 150 millones a cambio de un interés del 12% anual en esa moneda.

Comentá la nota