El Coordinador del Presupuesto Participativo admite "fracaso" y le apunta a Regidor y Conte

El coordinador del Presupuesto Participativo del Partido de General Pueyrredon, Luís Grasso, admitió que la ejecución de los proyectos elegidos por casi 1300 marplatenses "están trabados" porque la Municipalidad "no tiene capacidad operativa ni equipo de producción y hay incoordinación general entre las Secretarías".
El funcionario habló de "fracaso" y de "decisiones lentas" del Ejecutivo Comunal. Puntualizó que hasta el momento se realizó alrededor del 25% de un total de 140 trabajos previstos. En ese orden, advirtió que la culminación de los mismos será en 2010. "Si los vecinos me putean a mí, le van a errar. En todo caso, que miren a los Secretarios y le pregunten a ellos por qué no ejecutaron las obras que les mandamos desde la Secretaría de Economía y Hacienda en enero de este año".

Explicó "los ensayos que hicimos el año pasado para ver cómo funcionaba la herramienta, dieron como resultado una buena participación y ya teníamos para formular 140 proyectos para este año, que nacieron de la decisión de las 13 subzonas que había en la ciudad", pero "el problema fue que la Municipalidad no tuvo la capacidad de responder; es como si hubiese habido una inundación de solicitudes en las diferentes Secretarías".

"Si los vecinos me putean a mí, le van ha errar. El único poder que tengo es solicitar. En todo caso, que los vecinos miren a los Secretarios y le pregunten a ellos por qué no ejecutaron las obras que nosotros les mandamos desde la Secretaria de Economía y Hacienda en enero de este año", destacó y agregó que "lo razonable era que las diferentes Secretarías tomaran los proyectos en enero, en marzo tuvieran un diseño de respuesta y en abril o mayo comenzaran las respuestas, pero esto está ocurriendo recién ahora. Teníamos idea que iba ocurrir algo así pero no tan duro".

"Empezamos a tener algunas respuestas, aunque no son las que deseábamos, no configuran nuestro deseo de cumplir con lo que teníamos previsto para este año", añadió Grasso en declaraciones a FM 99.1.

En tanto, si bien ratificó que "la Municipalidad no ha tenido respuesta para 140 proyectos porque no tiene dinero para este gasto y tampoco la capacidad operativa para producir", aclaró que esa circunstancia "no levanta la obligación de cumplirlos, esto se mantiene pero en plazos más largos de dos años".

En ese sentido, explicó que la Comuna "está preparada para contratar a empresas privadas y no para hacer las cosas por sí misma. No hay cientos de obreros trabajando como para arreglar cinco plazas en simultáneo o varios grupos para trabajar en varios frentes de poda, por ejemplo. Todo eso gira en torno a licitaciones que se llaman tras decisiones lentas" en obvia alusión a los Entes que encabezan José María Conte y Manuel Regidor.

Y aseveró: " La Municipalidad es una especie de archipiélago, un conjunto de islas más o menos conectadas en donde cada vez que uno quiere pasar de una Secretaría a otra debe cruzar un océano, y no una unidad en donde hay una mesa en donde todo el mundo se junta y planifica; eso es una idea errada".

Además, Grasso confirmó que de la totalidad de los proyectos seleccionados en el marco del PP, apenas un 25% fue ejecutado hasta el momento. "No estamos en absoluto conformes con ese número y eso significa que vamos a tomar las obligaciones tomadas al presupuesto del año que viene", admitió.

"No tenemos capacidad operativa, tenemos una incoordinación general entre las Secretarías y no hay equipo de producción", enfatizó.

Más adelante, opinó que la puesta en práctica del PP "se hizo un poco a las apuradas".

También remarcó que no se va a volver a convocar a los vecinos hasta culminarse el último trabajo seleccionado en 2008. "No vamos a cometer la impudicia de llamar a los vecinos sin hacer primero las obras que, calculamos, concluirán en 2010", dijo.

En otro párrafo, al ser consultado sobre el destino de los fondos previstos para la concreción de las obras del PP, Grasso manifestó que "cuando se dice que hay $ 5 millones para el Presupuesto Participativo significa que hay una autorización del Concejo Deliberante para gastar ese dinero", tras lo cual afirmó que "quien crea que hay $ 5 millones guardados en una cajita, listos para ser utilizados, no comprende el funcionamiento de la administración pública".

Finalmente, observó que la primera aplicación de la herramienta participativa en el Partido fue, en el aspecto personal y técnico, "una experiencia muy interesante no porque fue un éxito, sino porque fracasó, y esto sucedió porque la administración municipal había sido preparada y devastada para ser utilizada por empresas privadas, sin el desarrollo de políticas de estado; no había un sólo obrero capaz de pintar un juego en una plaza".

E insistió en que las demoras de los trabajos son responsabilidad del Municipio. "Hay dos personas trabajando en el PP, que siquiera tenemos oficina propia, y entre ellas estoy yo como coordinador. Nuestro trabajo ha sido llevar las solicitudes de los vecinos de modo global. Recién ahora hemos logrado contratar un arquitecto para que trabaje con los técnicos del Ente de Obras y Servicios Urbanos y un administrativo para que haga las carpetas necesarias para los proyectos", relató.

"Hay una lógica rigorista de la administración municipal que es una máquina de impedir, es decir, entregar un subsidio de $5 mil implica trabajar cuatro o cinco meses exclusivamente en eso. Se va avanzando de a pasos chiquitos, pero todo está inmerso dentro de la indiferencia tradicional de las islas municipales. Ese enjambre burocrático es nocivo", concluyó.

Comentá la nota