Coopi ya tiene control pleno sobre la planta de tratamiento de Costa Azul

Villa Carlos Paz. Desde esta semana, la Coopi se encargará del «manejo integral» de la planta de tratamiento de residuos cloacales de Costa Azul, que se construyó con fondos de la Nación y la Provincia de Córdoba, y que constituye el pilar fundamental para el saneamiento de la ciudad de Villa Carlos Paz.
Luego de haberse hecho cargo formalmente de las instalaciones, la Cooperativa Integral encaró una capacitación para los operadores de la Planta de Líquidos Cloacales y Estaciones de Bombeo, quienes se capacitan en el manejo del sistema informático Scada, que consiste en un programa de monitoreo y control local de las instalaciones.

Esta herramienta permite mantener un control completo del funcionamiento de los bombeos, las mediciones de caudal, los dosificadores químicos, motores, etc. y posibilita la intervención inmediata en los distintos puntos clave de las instalaciones del sistema.

Asimismo, este programa constituye un esquema de última tecnología usado en las principales plantas de tratamiento, y facilita la operación en la mayor parte de sus aspectos.

En total son ocho los operadores, que junto al jefe de Planta y Jefe de Servicio de Cloacas , están operando estas tecnologías, y continúan formándose para llevar adelante los procesos requeridos y asegurar la calidad de tratamiento de los efluentes cloacales.

Esta nueva capacitación se realiza en el marco de la operación fehaciente de la Planta Depuradora, a cargo de la Cooperativa Integral, y en el afianzamiento de los trabajadores cooperativos en el manejo de las herramientas sanitarias.

La Coopi se hizo cargo esta semana del «manejo integral» de la Planta, lo cual incluye que la entidad carlospacense afronte nuevos costos vinculados al gasto de electricidad y productos químicos.

Según confirmaron ayer las fuentes consultadas, la entidad cooperativista se «hará cargo de un parte que no se hace cargo el gobierno, que corresponde a los costos de electricidad y productos químicos que demanda la Planta y que en parte son subsidiados por la Provincia».

«En realidad, la Coopi se hace cargo de una diferencia, que se desprende de los costos que tenía la Planta vieja y los que tiene la nueva»; añadieron las fuentes.

Este hecho, motivó que durante la última sesión del Concejo de Representantes, se decidiera pasar a comisión un proyecto presentado por los concejales Amalia Gómez (Encuentro y Participación), Esteban Avilés y Raquel Merlino (Unión Cívica Radical), quienes pretendían extender el plazo que se les otorga a los usuarios para conectarse a la red cloacal.

La iniciativa sugería que, en vez de 60 días, el plazo fuese de 180 días, ya que -según precisaron- «muchos vecinos tienen problemas económicos y no pueden pagar la obra en tan poco tiempo; en especial los jubilados, a quienes más se les dificulta hacer frente a los materiales y mano de obra que requiere la conexión interna». Lo concreto es que los ediles acordaron debatir durante la próxima semana el proyecto y convocar a representantes de la Coopi, quienes se comprometerían a estudiar las posibilidades de otorgar esta prórroga; pese a que reclaman un incremento en la tarifa del servicio que responde a mayores costos en el mantenimiento de la Planta.

Comentá la nota