Las cooperativas de viviendas son las que más denunciaron a los ocupas.

La Oficina Alternativa de Conflictos cuenta con 18 casos que le acercaron denunciantes privados. En su mayoría se trata de cooperativas de viviendas que tenían los terrenos preparados para que empezara la construcción.
Los socios de cooperativas de viviendas y privados iniciaron sus propias acciones legales ante la ola de ocupaciones de terrenos en Comodoro Rivadavia. Son 18 los particulares que radicaron denuncias ante la Fiscalía y que ahora esperan los resultados de la Oficina Alternativa de Conflictos.

Los casos de las cooperativas tienen como rasgo característico que una denuncia involucra a varios lotes ocupados. Los asentamientos se produjeron antes de que empezara la construcción de las viviendas; por esa razón se teme por el futuro de los terrenos.

Actualmente, la jurisprudencia entró en discusión sobre el carácter de “usurpación”. Para algunos, la ocupación de tierras fiscales representa un delito; para otros, es menester de la justicia civil y por ello el municipio debe llegar a un acuerdo económico con los ocupas. En el caso de las cooperativas de viviendas, significaría una usurpación y el terreno debería ser abandonado por los ocupantes.

LA DENUNCIA DE COVISERCO

Uno de los denunciantes fue la cooperativa Coviserco, en cuyo predio se instalaron 17 familias a principios de enero y ahora suman 110 distribuidos en lotes de 10 por 20 metros. Su expansión provocó que algunos asentamientos se ubicaran sobre seis terrenos en los que la cooperativa tenía previsto construir viviendas.

Todo comenzó cuando se difundió la noticia de un terreno fiscal en la calle Fernando Montellano al 1.400, en el cruce con la avenida Lisandro de la Torre.

Desde ese momento no cesaron de instalarse carpas.

Cuando comenzaron los asentamientos, los vecinos de Coviserco iniciaron una junta de firmas para pedir que los ocupas se fueran. La Oficina Alternativa de Conflictos comenzó a tratar este tema y se espera que esta semana se pueda cumplir con una inspección en el lugar.

Las ocupaciones que se vienen sucediendo acumularon más de 1.000 lotes desde diciembre de 2008 y hasta ahora las medidas del municipio se sintetizaron en el diálogo con algunos de los loteos con asentamientos, sin llegar a solicitar el desalojo en ningún caso.

Comentá la nota