Las cooperativas son una eficaz alternativa productiva ante la crisis.

Las cooperativas son una eficaz alternativa productiva ante la crisis.
Una posibilidad interesante y poco tenida en cuenta, útil para pequeños producto.
El cooperativismo es una de las herramientas para poder salir adelante en los tiempos de crisis, unir esfuerzos y el trabajo dan mejores frutos y mayores posibilidades. Los trabajadores agropecuarios pueden capacitarse y asociarse para sobrellevar las dificultades que se presentan actualmente.

El técnico en cooperativismo, asesor del Ministerio de la Producción, Recursos Naturales, Forestación y Tierras de la Provincia, ingeniero Manuel Sánchez Cantero, afirma que “los pequeños productores unidos entre ellos pueden asociarse para transformarse en medianos y afrontar mejor los tiempos difíciles”. “En un mundo en crisis hay muchas cosas que son dejadas de lado, pero la comida nunca dejará de ser demandada, así nuestra provincia y país como productor primario debe aprovechar esta posición”, agregó el ingeniero.

Cooperativa es aquella asociación autónoma de personas, unidas voluntariamente para formar una organización democrática, cuya administración y gestión deben llevarse a cabo de la forma que acuerden los socios, generalmente en el contexto de la economía de mercado.

Así, la meta comercial es uno de los beneficios, pero no el único, ya que no deja de lado la función social, como el sentimiento de fraternidad que se genera entre los asociados y el brindarse al otro.

Un productor que cría pollos quizás no puede llegar a cumplir con los tres requisitos básicos para producir (cantidad, calidad y continuidad), pero si se une con otro que fabrica alimento, por ejemplo, se encuentra mejor posicionado para insertarse en el mercado. Muchas veces cumplir con exigencias de cantidad y continuidad en clientes que demandan mucho, es casi imposible para quien trabaja solo siendo pequeño productor.

“En una misma mesa, productores y organismos oficiales vinculados al agro se tienen que sentar a hacer números, donde nadie salga perdiendo, pero con la convicción de que siempre hay que resignar algo para el beneficio de todos”, señaló el asesor del Ministerio. Tampoco deja de lado la idea de que es difícil acordar posiciones, pero no imposible formar cooperativas o federaciones de cooperativas que es una herramienta que hace posible producir entre todos para salir adelante.

La ayuda mutua, el esfuerzo propio, la responsabilidad, la igualdad, la equidad y solidaridad son algunos de los principios del cooperativismo; sin embargo no deja de ser una empresa que busca el beneficio económico y que, inclusive, posee algunos beneficios impositivos con respecto a otras organizaciones como las sociedades de responsabilidad limitada o las sociedades anónimas.

Para finalizar, el ingeniero, quien también forma parte de una cooperativa agropecuaria, concluyó que “las crisis tienen que servir para algo, siempre se aprende y se rescata alguna cosa, producir más y mejor en estos tiempos es la meta, las cooperativas son una muy buena opción, sobre todo si se tiene en cuenta capacitarse y ser eficiente, contando además con asesoría contable permanente”.

Unas 20 mil funcionan en nuestro país

En la República Argentina la Ley nacional 20.337 rige las cooperativas, y en la actualidad hay más de 20.000 funcionando en nuestro país.

Las cooperativas pueden ser de diversos tipos, las más frecuentes son: agropecuarias, de consumo, de vivienda, de crédito, de provisión, de servicios públicos, de trabajo y demás.

Los objetivos de las cooperativas se fijan de acuerdo a las necesidades de los socios y se gobierna con la participación de todos.

Comentá la nota