Cooperativas buscan recursos para invertir en distribución eléctrica

La Federación de Cooperativas Eléctricas de Misiones (FECEM) asegura que el aumento de costos fijos sigue en alza. El impacto del costo laboral también es alto.
El aumento de costos fijos en las Cooperativas Eléctricas de la provincia sigue en alza, especialmente en los rubros de insumos y costos laborales, por lo que la Federación de Cooperativas Eléctricas de Misiones (FECEM) y el gobierno provincial, buscan alternativas conjuntas para posibilitar la necesaria inversión en infraestructura destinada a la distribución de la energía.

Es que, tal como lo advierten las autoridades de FECEM, de no realizarse las inversiones necesarias se pondría en riesgo la estabilidad del sistema en las áreas de concesión, puesto que las instalaciones están llegando al límite de su vida útil y soportando "más allá de lo aconsejable".

El presidente de FECEM y representante de la Cooperativa Cainguás Limitada, José Garay, recordó que "hasta la salida de la convertibilidad, la demanda de energía eléctrica tuvo una tasa crecimiento sostenida. Hasta ahí el equilibrio entre ingresos por tarifa, salarios e inversiones para el desarrollo de redes y costos operativos tenían un equilibrio. Pero esto se estancó, los costos de los insumos, máquinas y herramientas se fueron para arriba acompañando a la cotización en alza del dólar".

También refirió que en esta situación, no acompañada por el aumento de la tarifa, repercutió el alza de los costos salariales "que tuvieron su razón social en el aumento generalizado del costo de vida para todos los argentinos, pero que desfinanciaron más aún a las Cooperativas".

Para la FECEM, "claramente las cooperativas han sufrido un virtual congelamiento de tarifa que se entiende en el marco del impacto que hubiera generado este aumento en la población, mientras que los costos salariales aumentaron sostenidamente por la misma razón, por lo que constantemente hacemos hincapié en la necesidad de tratar el tema con mesura y sin poner en riesgo las fuentes laborales".

Diálogo y búsqueda de alternativas

Garay se mostró optimista por el diálogo fructífero con el Ejecutivo que "demuestra un gran compromiso para la atención de estos temas prioritarios" y explicó que los retoques de tarifas que se concretaron desde 2003 en adelante y que vieron reflejados los usuarios finales en sus facturas, "fueron un traslado de costos de los generadores, y como resultado final en estos siete años solo un 27% ha quedado para reforzar la actividad de distribución", y agregó que "si bien el aumento en la demanda de energía eléctrica palió en parte este déficit al producir un aumento en el volumen de comercialización, produjo paralelamente una saturación en las instalaciones que agravaron el panorama ya complicado con porque al problema explicado de dilación de amortizaciones".

"Estamos trabajando fuertemente con el Ejecutivo para buscar las mejores alternativas ante esta coyuntura con el menor impacto social posible. Hay un buen diálogo y muchas ideas, por lo que creemos que de a poco se podrá salir de este estado de riesgo del sistema", finalizó.

Comentá la nota