Cooperativa de vivienda de docentes reclama casas al SUTE

Se trata de 41 unidades en Las Heras. Afirman que tienen más derecho que el gremio. El Gobierno estudiará la situación.
En las últimas paritarias que mantuvo el Gobierno con el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE), además del aumento salarial se acordaron otros puntos como entregar a este sector 5 por ciento de las viviendas que otorga la Provincia. Pero una cooperativa de docentes formada en el 2004 reclama que tiene más prioridad y derechos que el gremio por ser pionera. Desde el Gobierno se comprometieron a rever la situación.

Un grupo de docentes particulares y sin representación gremial -en su mayoría sostén de hogar- plasmaron la inquietud de tener la casa propia creando la cooperativa de vivienda Casas del Sol, hace cinco años, cuando se anunció el Plan Federal de Viviendas para todo el país.

Viviana Cáceres, una de las socias fundadoras, reclamó que unas 40 viviendas que están a punto de entregar al SUTE, en Las Heras, les corresponden por una cuestión de "prioridad, mérito y justicia". "Somos las creadoras de que el Gobierno dé cinco por ciento a los docentes y, ahora, el sindicato se adjudica el logro", comentó enojada Viviana.

El grupo de maestras se organizó en el 2004 y en agosto del 2005, por medio de la resolución 1.266, consiguió recibir 5 por ciento de las viviendas que otorga la Provincia. De esta manera, las docentes pudieron concretar varios proyectos en varios departamentos como San Rafael, Junín, Lavalle, San Martín, donde ya cuentan con sus casas.

La disputa actual es por unas 41 viviendas en el departamento que dirige Rubén Miranda, donde el Gobierno le donó los terrenos al SUTE. Cristina Raso, secretaria gremial del sindicato, manifestó que la cooperativa no tiene lote. "Nosotros solicitamos lotes y nos cedieron dos cuadras detrás del Wal-Mart. Ahora está adjudicado a nombre del SUTE y allí se harán 40 viviendas. Esa era tierra fiscal que no estaba adjudicada a nadie y tanto el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) como el intendente lo aprobaron.

Raso comentó que los que reclaman conformaron una cooperativa que se autogestionó cuando el gremio no daba respuesta a la demanda de vivienda de los trabajadores. Destacó que hoy es un avance que el sindicato lo pueda plantear como organismo y no que las personas lo tengan que hacer como sujetos individuales.

Cáceres dijo que ya hablaron con el ministro de Gobierno, Mario Adaro, y que se comprometió a rever la situación. "Nos dijo que nos tendrá en cuenta, ya que nos corresponden por mérito y por justicia. Las inventoras de la pólvora somos nosotras", contó la miembro fundadora de la cooperativa de vivienda.

La docente indicó que entiende la situación de las personas afiliadas al gremio que han esperado años para tener la casa propia, pero aseguran que ellas trabajan en el proyecto desde el 2004 y que con "los arreglos políticos entre el Gobierno y el sindicato", la cooperativa está en diferencia porque "es un círculo muy cerrado".

La secretaria gremial del SUTE agregó que al sindicato no le hace falta hacer ningún acuerdo ni dar nada a cambio de los terrenos o las viviendas y que hicieron un acto público con Rubén Miranda cuando les dieron los lotes. "No había destinatario previo, desconocemos si tenía otro compromiso de destino, lo hicimos con la única condición de que los docentes de Las Heras vivan ahí". Y añadió: "Ese lote está comprometido y firmado, nos manejamos con situaciones abiertas, me gustaría que esta puesta en duda se efectivice, son críticas sin ningún tipo de pruebas", culminó Cristina Raso.

Comentá la nota