La cooperativa de trabajadores de Puerto Piray comenzó a funcionar

Los 194 trabajadores de la ex PCP reactivarán la planta en breve, mientras esperan los tres millones de pesos que les dará el Gobierno en los próximos días realizan un inventario de maquinaria disponible. "Vamos a poner todo lo que esté en nuestras manos para salir adelante y recuperar la dignidad", sostuvo el presidente del PCP, Mario Escurra.
Los ex empleados de la empresa papelera Puerto Piray comenzaron a dar los primeros pasos desde su conformación como cooperativa de Trabajo. Desde la Dirección de Cooperativas recibieron la primera charla de capacitación para entender y conformarse como nuevos empresarios. Se trata de 194 trabajadores de esa localidad que perdieron su fuente laboral cuando los dueños de la pastera los dejaron prácticamente en la calle. Ahora, luego de que el Gobierno de la provincia les facilitara un crédito de tres millones de pesos, que esperan recibir en los próximos días, recuperaron la esperanza.

Son hombres que dedicaron la mayor parte de su vida a la industria de la elaboración de pasta papel y que luego de intensos reclamos y luchas, hoy se convirtieron en dueños para dejar de ser empleados.

El director de Cooperativas de Misiones, Daniel Martínez Di Pietro, fue designado como capacitador y coordinador de los primeros pasos de este desafío en el que están embarcados los trabajadores, y concretó el primer encuentro con los nuevos responsables de la planta.

Durante la jornada, los trabajadores aprendieron qué es una cooperativa y cómo se debe trabajar en el nuevo esquema que se les presenta y entendieron que "no es fácil" pero según las palabras del presidente, Mario Escurra, "vamos a poner todo lo que esté en nuestras manos para salir adelante y recuperar la dignidad, que solamente se tiene trabajando".

Para Di Pietro, "esta apuesta es todo un desafío, ya que estos hombres vienen de trabajar toda una vida en una misma empresa en la que vivieron épocas de esplendor y también de decadencia hasta la pérdida de la fuente laboral. Ahora mi misión es cambiarles el chip, es lograr que cambien su mentalidad, no olvidemos que quien estuvo ala cabeza de los reclamos y las luchas gremiales ahora es el presidente de la cooperativa. Todos tienen que entender que son dueños, que a partir de ahora las decisiones que tomen serán su responsabilidad, tanto los aciertos como los errores".

Advirtió que "a partir de ahora tienen que pensar en que son partícipes de las decisiones que se tomen y de los resultados, independientemente del capital aportado, del estatus, de los lugares de privilegio, de la historia personal de cada uno, de los avatares de una empresa; y de los riesgos y amenazas crecientes que eso conlleva cuando dejan de percibir sus ingresos".

Paralelamente, Escurra entendió que "a partir de ahora tenemos que recuperar la credibilidad, debemos ponernos al día con nuestros proveedores y recuperar la confianza. Creemos que podemos, tenemos experiencia y conocemos de qué se trata el trabajo. Ahora, con la capacitación aprendemos sobre nuestro nuevo rol, somos cooperativistas que vamos a salir adelante con nuestro propio esfuerzo y con el acompañamiento de la dirección de Cooperativas que confió en nosotros".

Teniendo en cuenta de que hace ocho meses que no cobran, Di Pietro reconoció que "la situación es preocupante, pero el futuro es alentador, antes de que se conformaran como cooperativa su futuro era incierto y se imponía la desesperación, pero ahora se impone la esperanza. Está también la confianza y fe en el proyecto porque ellos están contenidos".

Comentá la nota