Cooperativa elabora fardos de heno y paja de arroz para paliar la sequía

La Cooperativa Agropecuaria y Electricidad de Monte Caseros junto con el Inta local y la colaboración de la Estación Experimental del Inta Mercedes buscaron una salida a la crisis forrajera, elaborando rollos de heno de paja de arroz para alimentar al ganado.
Especialistas del Inta Monte Caseros aunaron esfuerzos con productores pecuarios de la zona para buscar la manera de paliar la crisis forrajera que están atravesando, poniendo en marcha una experiencia realizada en los últimos años en la Estación Experimental de Mercedes, zona ganadera por excelencia.

Para poder pasar el invierno sin que se deteriore la producción, es decir, tratar de evitar pérdidas ya sea por menores ganancias de peso, bajos porcentajes de preñez o muerte de animales por problemas nutricionales o sanitarios, es que el Inta Monte Caseros y el Consejo de administración de la Cooperativa Agropecuaria y Electricidad local y la colaboración de la EEA Inta Mercedes se pusieron a elaborar rollos de heno de paja de arroz para alimentar al ganado.

En total se fabricaron 400 rollos de heno elaborados con paja de arroz sobrante de una cosecha realizada en una arrocera de la zona. Y fueron beneficiados 80 pequeños productores, con 5 rollos por socio para que el reparto sea equitativo.

La confección de los rollos fue un primer paso para atenuar la falta de forraje. Debido a las altas cargas de hacienda en los campos es necesario incorporar a los sistemas productivos forraje diferido, pasturas y henos para mejorar la oferta forrajera en el invierno, aún en años de condiciones climáticas normales, de acuerdo a lo informado desde la estación experimental.

APROVECHAMIENTO

De este modo se aprovechan los residuos que tiran las cosechadoras de arroz, llamado "cola de máquina", que puede ser enfardado o enrollado fácilmente para ser usado como fuente de fibra especialmente en épocas de crisis forrajera. Este procedimiento no compite con el pastoreo del rastrojo post-cosecha, porque el heno utilizado para enrollar es el que desecha la máquina.

Sin embargo aclaran que el heno de paja de arroz es muy pobre desde el punto de vista nutricional. "Tiene valores muy bajos de Proteína Bruta (PB) y Energía Metabolizable (EM) y elevados niveles de fibra (FDN)". Los datos promedios de calidad, obtenidos por el Laboratorio de la EEA Inta Mercedes durante los últimos años en los que se empleó este material fibroso, indican valores de 4,87% PB, 66,70% FDN y 1,84 Mcal/kg MS de EM. Estos niveles de proteína, sumado a los altos valores de fibra, no permiten un uso eficiente del heno y reducen el consumo. Por esto, si el objetivo es usarlos en engorde o para categorías con altos requerimientos, es necesario balancear la dieta con pellets proteicos y/o granos", indica un estudio realizado en el Inta Mercedes.

ENSAYOS

En la referida estación experimental del centro de la provincia se realizó un ensayo en el que se encerraron vacas de invernada con rollos de paja de arroz, sólo y con suplementos proteicos y energético-protéicos. Se logró engordar todas las vacas y venderlas al final del invierno cuando se suplementó con expeller de algodón y maíz, el resultado económico fue positivo al lograrse el cambio de categoría. Las vacas que fueron suplementadas sólo con proteína ganaron peso, aunque no alcanzaron la categoría de vaca gorda. Y, en el caso de utilizar sólo rollo de paja de arroz, los animales mantuvieron peso.

EN NÚMEROS

Un rollo de paja de arroz de aproximadamente 500 kilogramos, permite el mantenimiento de una vaca de invernada por más de un mes a corral evitando malvender las categorías improductivas y manteniendo la carga para cuando mejore el balance forrajero. Si se adiciona energía y proteína (maíz y algún pellet proteico) es posible realizar planteos de engorde a corral.

Comentá la nota