Cooperativa de costureras no puede producir barbijos porque tiene capital de trabajo parado en la Fiduciaria del Norte

Las 56 costureras de la Cooperativa Textil de Trabajo Futuro Limitada sufren la paradoja de no poder iniciar la producción de unos 5.000 barbijos para el Ministerio de Salud Pública de la Provincia porque tienen paralizado el pago de unos 22.000 pesos en el fideicomiso de Lotería Chaqueña que administra la Fiduciaria del Norte y que se les deben por la provisión de camisetas y buzos deportivos a la empresa de juegos.
La paradoja se puede señalar mayor si se considera que se trata de la misma administración del fideicomiso que apuntala el Polo Textil que financia la adquisición de máquinas y el capital de trabajo para entregar talleres textiles llave en mano y en comodato a empresarios seleccionados que asumen el riesgo de colocar una producción que se iniciará recién el año que viene.

"Nosotros estamos trabajando; no somos una cooperativa en formación sino con varios años de trayectoria y registrada en la AFIP y el INAES; pero vemos con asombro como el Polo Textil continúa beneficiando proyectos de gran envergadura y que plantea en la provincia una "ingeniería de producción" que deja nuevamente afuera a la cooperativa y a las costureras, a pesar de haber visitado a su coordinador Teo Gincof una innumerable cantidad de veces sin obtener respuesta", acusó el presidente de la cooperativa, José María Ramírez.

"Cuando se nos encarga un trabajo lo hacemos con todo el esfuerzo para cumplir en tiempo y forma por falta de respaldo de capital. Esto nos crea un problema y agudiza la incertidumbre y la desesperación de saber que tenemos los conocimientos, los recursos humanos y no logramos afianzarnos" señaló en un comunicado de la cooperativa, en el que se reclama el pago de la acreencia con el fondo de Lotería, de una suma "ínfima a comparación de los dos millones y medio de pesos que menciona el coordinador del Polo Textil, con lo que solucionaríamos el problema de la falta de oxigeno día a día, falta de insumos, pago de energía eléctrica y el alquiler. ¿O es que tenemos que dejar de trabajar y cortar alguna calle para recibir beneficios gratuitos y no por el fruto de nuestro trabajo?", inquirió reclamando una definición del propio gobernador Jorge Capitanich.

Comentá la nota