La Cooperadora mantiene su preocupación por la reserva del Arroyo Balta

El OCCOVI quiere modificar el predio canalizando el arroyo. Los integrantes del Museo afirman que es innecesario. Hay pendiente un encuentro solicitado por la Cooperadora para que el organismo nacional dé sus explicaciones. Mientras tanto, en la mañana de hoy, los Concejales e integrantes del Museo se reunirán.
Sabido es que hace dos años, el Concejo Deliberante aprobó una Ordenanza declarando "Reserva Paleontológica" el predio del Arroyo Balta, lugar donde hace cincuenta años, el Museo Municipal de Ciencias Naturales "Carlos Ameghino" extrajo los fósiles que hoy se exponen en el salón principal. A partir de esta Ordenanza y por el trabajo diario de los integrantes del Museo, un grupo de vecinos conforma la Asociación Cooperadora y pide que esa norma municipal se cumpla; pero antes el gobierno municipal debía solicitar la cesión del lugar al Gobierno Nacional. Días atrás, se conoció que como parte de las obras de la autopista, el OCCOVI autorizó una obra que implica la canalización del Arroyo Balta, modificando la reserva natural.

En la última visita de las autoridades del Organismo de Control de Concesiones Viales, éstos se reunieron con dos de los integrantes de la Asociación Cooperadora del Museo ante la presencia del Intendente Carlos Selva. Los mercedinos expusieron la preocupación reinante en la comisión y manifestaron que la obra es innecesaria y atenta contra el medio natural luego que la flora y fauna de la región se saneara naturalmente. "Planteamos la visión nuestra de lo innecesario de la obra propuesta; ellos pretenden hacer un canal desde el puente de la Ruta Nº 5 hasta el Río Luján, donde desagua el Balta. Ese canal sería de un ancho que rondará entre los 16 y 18 metros y una profundidad de un metro y medio, siguiendo el curso del arroyo. Esta obra hará que desaparezca la forestación marginal que hay; o sea, pelan el campo y levantan el arroyo", explicó Luis Villanova, Secretario de la Cooperadora, destacando que la reserva natural pasaría a ser un canal artificial.

La explicación dada por parte del OCCOVI días atrás, fue que la realización de la obra era inminente puesto que la adjudicación había sido hecha. Curiosamente, los funcionarios no acordaron el objetivo de la obra; ya que algunos dijeron que se hacía para escurrir el agua de presuntas inundaciones. "Nosotros corroboramos que esas inundaciones son inexistentes; hablamos con los pobladores que están a más de cinco kilómetros y no tienen ese grave problema; sino que hay una acumulación de agua producto de la obra de la autopista -agregó el Secretario de la Cooperadora- Suponiendo que haya una inundación y el Arroyo Balta recibe agua de las zonas circundantes, el desagüe no podrá hacerse por el Río Luján porque también estaría rebalsado".

Informe

En el encuentro con Ricardo Quejillaver, Subgerente de Corredores Viales del OCCOVI, la Asociación Cooperadora pidió un informe con los objetivos generales y el correspondiente impacto ambiental de la obra. "Ante ciertas dudas, los representantes del OCCOVI dijeron que volverían con los argumentos que justificaban la obra porque ellos aducen que la obra es de Hidráulica de La Plata y solamente la tomaron para la adjudicación", explicó Villanova.

La intención, en primera instancia, era reunirse los últimos días de la semana pasada, pero no fueron convocados. No obstante prevén que podrá ser en el transcurso de la corriente semana con el Ejecutivo Municipal presente. Mientras tanto, la Cooperadora solicitó un encuentro especial con Selva para "hablar sobre el tema sin agentes externos" y preguntarle entre otras cosas "¿cuál es el objetivo de la obra?"; "¿quién es el autor del proyecto?" y finalmente "¿en qué consiste el proyecto?". Pero también, pidió reunirse con los Concejales para informarles las investigaciones que hemos hecho y "que tomen parte en el asunto". Este último encuentro será en la mañana de hoy, en tanto la audiencia con Selva aún no fue confirmada.

Por último, Villanova destacó que el Arroyo Balta está sobre un sedimento geológico, el estrato lujanense, que es el contenedor de toda la fauna fósil del período cuaternario. Los sedimentos tienen, desde el lecho del arroyo, una profundidad que puede llegar a un metro y medio y más, y se diluye hacia los laterales donde se acuña, generado por la naturaleza por el curso del agua. Por lo tanto, esa zona se considera testigo de la fauna paleontológica de la región.

"Es un lugar excepcional para demostrar nuestra prehistoria", dijo el Secretario de la Cooperadora del Museo de Ciencias Naturales "Carlos Ameghino", quién además resaltó la importancia educativa y paisajística del arroyo y sus inmediaciones, en tanto no sea modificada por el hombre.

Comentá la nota