Cooperación nuclear con Jordania

Jordania está interesada en los reactores nucleares argentinos y en que los técnicos compatriotas capaciten a los jordanos. La visita se enmarca en el objetivo del gobierno nacional de abrir mercados en los países emergentes.
El objetivo es abrirse camino entre los mercados emergentes ahora que la crisis económica internacional parece cerrar cada vez más las puertas del mundo desarrollado, por eso serán meses de visitas extrañas. Ayer, la presidenta Cristina Kirchner recibió en su despacho al rey de Jordania, Abdullah II, con quien firmó acuerdos de cooperación. Jordania está interesada en comprar reactores nucleares argentinos y que los técnicos locales capaciten a sus pares jordanos en este tipo de tecnología. País árabe al fin, Abdullah se preocupó en aclarar que todo ese conocimiento será utilizado exclusivamente para fines pacíficos.

Fue la primera visita de un mandatario jordano a la región y la gira incluyó tres países: Argentina, Brasil y Chile. Abdullah II viajó junto a su bella esposa, la reina Rania Al-Abdallah, y una delegación de funcionarios que incluyó a los ministros de Relaciones Exteriores y de Industria y Comercio. Anoche, cerraron la visita con una cena en el Palacio San Martín de la que participó la Presidenta con buena parte del gabinete.

Antes, Cristina Kirchner y Abdullah habían firmado varios acuerdos en los que se impulsa la cooperación científico-tecnológica, cultural, económica y de entendimiento entre las áreas de agricultura de los dos gobiernos.

El canciller Jorge Taiana anunció que la semana próxima vendrá al país una comitiva de hombres de negocios jordanos para realizar un seminario sobre posibilidades comerciales. Los acuerdos alcanzados se enmarcan en la política de comercio exterior argentina que pretende ir en busca de nuevos mercados, principalmente entre los países en vías de desarrollo, ahora que en el Primer Mundo anticipan una recesión para el año que viene.

La Presidenta realizará en unas semanas una recorrida por Africa del Norte que abarcará varios países, como Argelia, Marruecos, Libia y Egipto. “El interés es de ambas partes”, subrayaban en el Palacio San Martín. El mundo árabe también parece haber dirigido su mirada hacia América latina.

Antes de iniciar el viaje, Abdullah había aclarado que la energía nuclear estaba entre las prioridades de su país como desarrollo de fuentes alternativas de energía. Argentina ya vendió dos años atrás a Australia un reactor nuclear diseñado y construido por el Invap, en lo que se presentó como el producto argentino más elaborado que se haya exportado en la historia. Se vendió por 180 millones de dólares.

También hubo tiempo para otros menesteres. Mientras el rey Abdullah estaba reunido en la Casa Rosada con Cristina Kirchner, la reina Rania Al-Abdallah dedicó la tarde a las cuestiones sociales. Visitó un taller solidario en el barrio de La Boca y luego recorrió el tradicional paseo Caminito.

Hoy temprano, la comitiva jordana saldrá rumbo a Brasilia, en el último punto de la visita a la región.

Comentá la nota