Coopelectric emitió dos comunicados en los últimos días; se esperan altas temperaturas hasta el fin de semana Piden moderar el consumo de agua potable para hacer frente a la persistente sequía

Mientras que Coopelectric alerta sobre los riesgos de escasez de agua si no se modera el consumo, desde la estación meteorológica del Aeropuerto local se confirma la irregularidad del clima en los últimos años.
En un escueto comunicado difundido ayer por segunda vez en los últimos quince días, desde Coopelectric división Obras Sanitarias se solicitó a la comunidad moderar el consumo de agua, dado que la conjunción entre el bajo nivel de lluvias y las altas temperaturas reinantes desde el mes pasado hace prever una merma en el suministro, ya sea en la forma de baja presión o desabastecimiento. El ingeniero Lorenzo Yáñez manifestó que por el momento la situación del servicio se mantiene dentro de los parámetros normales, pero podría complicarse si este fenómeno se prolongara. Consultada Alicia Pucciarelli, jefa de la estación meteorológica con asiento en el Aeropuerto local, habló de la irregularidad del clima en la zona durante los últimos años y de las perspectivas para el verano próximo a iniciarse.

Lorenzo Yáñez, titular de la división Obras Sanitarias, manifestó que se alerta a la población sobre limitar el consumo de agua potable, en virtud de que "en estos últimos quince días seguimos sufriendo la situación de sequía que aqueja a toda la provincia de Buenos Aires". Si bien en la actualidad los riesgos de pérdida del servicio son mínimos, esa condición podría agravarse puesto que los niveles de las napas freáticas se encuentran entre los más bajos de los últimos tiempos y, de la misma forma, se solucionaría si las lluvias mantuvieran los registros de los últimos años.

Yáñez llevó tranquilidad a los usuarios, al referir que "por estos días vamos a estar bien, pero para contar con agua es necesario que en los domicilios se intente moderar el consumo. Se trata de hacer un uso racional del servicio teniendo en cuenta estas previsiones. Es necesario que no se utilice el agua de forma exagerada". Por caso, pidió mitigar el llenado de piletas de natación y restringir el lavado de las veredas.

El titular de la división Obras Sanitarias alertó sobre las escasas precipitaciones caídas durante 2008, que apenas superan la mitad de la media anual de lluvias. En ese contexto, "las bombas rinden menos y se logra sacar menos agua. Por otro lado, es una ecuación directa, a mayor temperatura, mayor consumo", aseguró.

Yáñez confesó que este fin de semana en Coopelectric se registraron llamados debido a la falta de agua en algunos sectores de la ciudad. "Hoy en día en nuestra ciudad está asegurada la presión necesaria para que los tanques empiecen a llenarse a última hora de la tarde y se completen con el correr de las horas, entonces hay que cuidar que el consumo no supere a la capacidad del tanque. En estos casos, que fueron puntuales, en algunos barrios ocurrió que una vez gastado el tanque, sobre todo en los que se encuentran muy elevados, no se llegaban a recargar".

De cara al futuro, si las elevadas temperaturas y la sequía se mantuvieran, Coopelectric mantiene un total de 30 bombas en funcionamiento, dos nuevas en construcción y está previsto el montaje de otras cuatro para proveer a los nuevos barrios. Yáñez afirmó que "de esas dos nuevas bombas, hemos dispuesto acelerar la construcción de la más adelantada para estar preparados en caso de contingencias, pero aclaro que si lloviera todo se solucionaría".

Clima incierto

Alicia Pucciarelli, desde el Aeropuerto local, habló del inusual período por el cual atraviesa el clima de la región, donde se conjugan altas temperaturas y escasez de lluvias. Si bien este mes es considerado uno de los de más bajo registro durante el año, la tendencia que se insinúa en el período que se inicia en 2002 es la alternancia entre las precipitaciones que superan la media del mes de diciembre y otras que alcanzan apenas la mitad de esa cifra.

Según los cómputos existentes en el archivo del Aeropuerto local, la media alcanzada en período de diez años que se inicia en 1991 y finaliza en 2000 para el mes de diciembre es de 85,5 milímetros, en tanto que el nivel mínimo de lluvias para el mes de diciembre también data del año 2000, con 24,1 mm.

A partir de la lectura de las estadísticas surge que en diciembre de 2002 llovieron 56 mm. y la temperatura máxima llegó a los 32,1º; en 2003 la lluvia caída en diciembre trepó a 117,8 mm. y la máxima fue de 30,6º; en 2004 llovieron 109,5 mm. mientras que la máxima fue de 33º; en 2005 las lluvias descendieron abruptamente a 41,5 mm. y la máxima fue de 33,4º. Para los dos últimos años se agrega la referencia del mes de noviembre, en 2006 llovieron 11,9 mm. con una máxima de 30,6º; en tanto que en diciembre, cayeron 163,8 mm. con una máxima de 33,4º. Y ya el año anterior comenzaron las irregularidades que parecen mantenerse éste, si bien las lluvias ascendieron a 30,8 mm. en noviembre, hubo una helada tardía con 0,6º y una máxima de 32,8º. Para diciembre de 2007 las lluvias fueron de 33,3 mm. con una máxima de 34,4º.

Comentá la nota