La OEA convocó a una reunión por las elecciones en Honduras

La Organización de Estados Americanos anunció formalmente la sesión extraordinaria del Consejo Permanente que evaluará este viernes la situación en Tegucigalpa
El presidente de este órgano decisorio de la Organización de Estados Americanos (OEA), el colombiano Luis Alfonso Hoyos, fijó este lunes la sesión para las 20 GMT, informó el organismo regional.

Los 34 países miembro activos de la OEA se reunirán en un momento de gran división en el continente a causa de la crisis hondureña que ha quedado patente en los días previos y, sobre todo, después de los comicios que se celebraron en Honduras el domingo y de los que salió virtual ganador el conservador Porfirio Lobo.

Mientras sí hay unanimidad respecto a la condena del golpe de Estado del 28 de junio y la necesidad de restaurar el orden democrático y constitucional, los países de la región difieren sobre la legitimidad de las elecciones y el reconocimiento del resultado.

Colombia, Costa Rica, Panamá y Perú, además de los EEUU, defienden la legitimidad de los comicios, aunque con el matiz de que no son suficientes para restablecer el orden democrático en Honduras, mientras que la Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay, Uruguay y Venezuela los consideran ilegítimos.

De momento, los países de la región se han centrado en la cuestión de las elecciones, pero el Congreso Nacional de Honduras prevé votar este miércoles sobre la restitución del depuesto mandatario Manuel Zelaya y, en el caso de que decidiera en su contra, la división podría magnificarse ante la pregunta si se reconoce o no el pronunciamiento del Parlamento.

Zelaya, que no reconoce las elecciones, ya ha dicho que el voto del Congreso no será vinculante, dado que para él el Acuerdo Tegucigalpa-San José carece de validez por haber sido incumplido en tiempo, forma y fondo por el gobierno de facto.

La polarización y división entre los países del continente quedó de nuevo plasmada en la XIX Cumbre Iberoamericana, que concluyó hoy en Estoril (Portugal) sin un consenso para adoptar una postura común sobre las elecciones hondureñas del domingo.

La Presidencia portuguesa emitió finalmente un comunicado especial en el que los países iberoamericanos reiteran su condena al golpe de Estado y apoyan la restitución de Zelaya en el poder hasta completar su mandato el 27 de enero.

La sesión extraordinaria de la OEA se celebrará el viernes en este contexto, por lo que es poco probable que los 34 países miembro activos impulsen, y logren, un texto común sobre las elecciones o el resultado del voto del Congreso hondureño el martes.

Comentá la nota