El PJ convocó a un Congreso el 11 de julio.

La mesa directiva del justicialismo decidió convocar al congreso provincial para dentro de dos semanas en el club Costa Brava. Aunque hablan de "objetivos cumplidos", le apuntan a los conflictos del gobierno nacional y del provincial.
La "victoria agridulce" del PJ, tal como la definieron algunos dirigentes a la elección del domingo, ya generó las primeras reacciones en la conducción partidaria, y la más inmediata será la convocatoria al Congreso Provincial para el sábado 11 de julio en el club Costa Brava de General Pico. En principio, el objetivo será prorrogar el mandato de los actuales consejeros que vence el 7 de agosto, y a partir de ahí hacer el llamado para las internas partidarias que habían sido postergadas ante el adelanto de las elecciones legislativas.

Pero a todo esto, que formará parte del orden del día, se le sumarán otros temas que quedaron pendientes después de los resultados del domingo. La derrota en Santa Rosa, la exigua ventaja por sobre el Frepam, y la fuga de votos hacia los disidentes, serán motivo de debate en el encuentro. Ayer, a la hora de las lecturas, algunos le apuntaron a la situación del gobierno nacional, y otros se animaron a tirarle responsabilidades a la gestión de Jorge por el conflicto con los gremios.

"Seguramente vamos a tener que hacer los análisis correspondientes, y los primeros que tienen que hacerlo son la propia gente de cada lugar", dijo el intendente de General Pico, Jorge Tebes, quien fue el primero en dejar la reunión. Además, sostuvo que "hay localidades donde hay signos (partidarios) distintos y hemos ganado, como hay otras donde somos gobierno y hemos perdido. Todo eso lleva a hacer un análisis y un replanteo a futuro para estar bien posicionados para el 2011". El jefe comunal piquense le dio su aval a una futura candidatura de Carlos Verna para las próximas elecciones generales al subrayar que "hizo una excelente elección, las legislativas son muy difíciles y en un contexto nacional con problemas con el campo, donde hay factores económicos que afectan la gobernabilidad. Había muchos factores que no jugaban a favor, y creo que lo posiciona muy bien".

Martín Borthiry, jefe comunal de Ataliva Roca, anticipó que el 11 habrá "un debate bastante interesante sobre la situación del peronismo, este ha sido un triunfo importante en toda la provincia más allá de algunas localidades donde perdimos y donde tenemos que ver cómo vamos a seguir trabajando". Sobre los "disidentes", volvió a ser muy duro al afirmar que "los compañeros que jugaron por afuera dejaron de ser compañeros". "No estamos dispuestos a debatir con ellos; tienen un futuro afuera del peronismo, y voy a ser una de las voces cantantes para que esta gente no vuelva al justicialismo. No hay que ponerles nunca más alfombra roja, actúan de esa manera porque otras veces se les han dado amnistías para volver", remarcó.

El último en bajar del salón del primer piso fue Roberto Robledo, electo diputado nacional. Junto a él estaba María Higonet, quien acompañará a Carlos Verna en el Senado de la Nación, aunque en el pueblo donde es intendenta (Guatraché) sufrió un duro revés ante el Frepam. El secretario general de UOCRA La Pampa estimó que "el peronismo consiguió los objetivos que se buscaban". Y puso también el acento en la situación nacional al considerar que esto se dio "en un contexto totalmente adverso para los candidatos del peronismo" por las disputas del gobierno central con los sectores agropecuarios.

También, deslizó una velada crítica al gobierno provincial. Fue al puntualizar que "el abanico de conflictos con los sectores de salud, los estatales o las distintas representatividades de los trabajadores también nos afecta", dando a entender que una parte de la responsabilidad de la perfomance electoral le cabe a la gestión de Jorge.

Comentá la nota