Convocaron a conciliación por el conflicto con el transporte

No es un paro. Lo convocado por la Unión de Tranviarios del Automotor (UTA), es una medida para "trabajar a reglamento" y ello implica que los colectivos recorran la ciudad a 20, 40 o 60 kilómetros por hora según el tramo a transitar, y a tener descansos de 15 minutos.
Ello llevaría a que hoy y hasta que dure la medida los colectivos transiten más demorados que de costumbre.

Ayer a última hora se conoció que desde el Ministerio de Trabajo de la provincia se convocó a una audiencia de conciliación simple entre los referentes de la UTA, la Sociedad Anónima de Transporte Automotor (SAETA), y la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT), que se hará a partir de las 11. El secretario de Trabajo, Eduardo Costello, aseguró que ello es para encontrar alguna solución a través de una mesa institucional y de diálogo.

El reglamento aludido por la UTA local se establece en Buenos Aires. Las autoridades de SAETA y los empresarios salteños aseguran que las realidades son muy distintas entre las dos provincias. Por su parte, el titular del gremio, Oscar Cruz, quien recién luego de tres años de iniciado el sistema comienza con esta particular `protesta`, aseguró que en todo este tiempo se hicieron denuncias y reclamos ante la concesionaria, pero nadie dio respuestas.

Cruz cargó contra los empresarios, y los referentes de la AMT, de la SAETA y del Ministerio de Trabajo de la provincia al sostener que hay irregularidades en las empresas porque no se respetan las condiciones laborales. "Queremos que se ponga una persona que sepa de política de transporte para solucionar los problemas", agregó. Al hacer las denuncias ratificó lo acusado desde el momento que se inició la SAETA por su par del gremio opositor (la UCRA), Pablo Medrano, respecto de las malas condiciones laborales. Solo que ahora dijo que "nos hemos hartado", porque los trabajadores deben pagar las multas por exceso de velocidad, cada vez que las empresas son sancionadas.

Esta infracción se puede corroborar por el sistema de posicionamiento global (GPS por sus siglas en inglés), y se debería, según Cruz, al hecho de que a los choferes se les exige cumplir con los horarios a pesar de la situación del tránsito en algunas arterias que conforman los recorridos. "Queremos que solucionen el problema de velocidad", sostuvo al reiterar que mucha gente sube gratis al colectivo.

"Nunca se hicieron tantas inspecciones como ahora", dijo por su parte el titular de la SAETA, Gastón Moreno, al sostener que el problema de los horarios "surgió desde el momento que empieza el GPS". Afirmó que la medida convocada por Cruz "es inentendible" porque "se cumple con todo en tiempo y forma".

Comentá la nota