Convocarán a audiencia pública por el caso Inpla.

Los concejales Horacio Padula y Gabriela Taruselli y el secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, José Salauati, dieron a conocer el resultado de las reuniones en La Plata. Se trabaja sobre un proyecto de ordenanza que destrabaría el conflicto.
Ayer por la tarde en el salón oval de la Municipalidad se llevó a cabo una conferencia de prensa en la que se dieron a conocer los pasos a seguir en lo relacionado a la resolución del caso Inpla S.A, firma que pugna por conseguir su habilitación definitiva en su actual predio, tras las reuniones concretadas el martes y el miércoles en el Ministerio de Trabajo de La Plata. Del encuentro con los medios de prensa locales participaron los concejales Gabriela Taruselli y Horacio Padula y el secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, José Salauati.

En el inicio Taruselli resumió lo sucedido en las reuniones expresando que se evaluaron los diferentes aspectos "sobre la base de un proyecto que estaba presentado por el Ejecutivo y tratándose en el Concejo Deliberante desde diciembre de 2007 cuando comenzó la reformulación de un proyecto de toda el área" y agregó que "se elaboró en conjunto con la provincia un proyecto de ordenanza que sería viable y una propuesta muy firme para resolver la problemática tratando de contemplar la mayoría de los intereses que están en juego".

A continuación Salauati manifestó: "Esta propuesta trata de dar solución a un área de la ciudad que está en un proceso de cambio, se trabajó sobre ese sector en diciembre de 2007, oportunamente fue tratado en el Concejo y fue elevado a la provincia a los fines de que viera la viabilidad de llevarlo adelante porque había que contemplar los intereses de todos los actores que estaban acá. Después del análisis y ver de que manera se comportaba la empresa desde el punto de vista ambiental, hubo inspecciones durante todo el año 2008, de alguna forma la provincia conjuntamente con el Municipio trató de consensuar una reformulación del área que diera lugar a contemplar todos los intereses, los de la empresa que está allí desde hace 13 años y el de los vecinos del sector y pensamos que es un texto que está en generación, pero es un principio de solución".

Primero una audiencia pública

En el final, Padula se encargó de explicar el proceso que de-sembocaría en la resolución del conflicto: "El proyecto de ordenanza convertido en ordenanza no tendría problemas para ser aprobado por la provincia. En primer lugar se va a convocar a una audiencia pública, sería la segunda en nuestra historia luego de la vinculada con el tema del agua que se realizó en la Cámara de Comercio. En la audiencia pública se abre un registro, se permite la inscripción de todos quienes tengan un interés en la cuestión, la convocatoria la puede realizar el departamento ejecutivo, el Concejo Deliberante o concederse a pedido de los vecinos cuando éstos estén representando no menos del 1,5 % del padrón electoral. La convocatoria debe prever un término de 30 días como mínimo medidos entre la fecha que se convoca y la fecha prevista para la realización de la asamblea. Es conocido que la audiencia pública no es una instancia de definición por votación, es de recoger y analizar las opiniones de cada una de las personas que se consideren involucradas en el tema y además debemos saber que la decisión que se presuma o flote en el ambiente de ninguna manera es vinculante".

En la continuidad de la explicación de los pasos a seguir, Padula expresó: "Después de la audiencia pública corresponde el tratamiento por el Concejo Deliberante del proyecto de ordenanza y una vez convertido en ordenanza, la instancia siguiente es la elevación de esa ordenanza a consideración de las autoridades de aplicación en el orden provincial. No merecería objeciones como ha ocurrido en oportunidades anteriores porque ya está consensuado especialmente en la parte técnica y por los funcionarios provinciales del área".

Comentá la nota