CONVOCARÁN A UNA AUDIENCIA PARA DECIDIR QUÉ BOSQUES SE CONSERVARÁN

Los bosques que en el mapa de ordenamiento territorial aparezcan como pasibles de conservar (esto es, de mantenerse en la Categoría 1 ó zonas rojas), quedarán a merced de una decisión administrativa que se tomará luego de convocar a una audiencia pública cuando las superficies incluidas en estas categorías se encuentren en manos de privados.
Así lo indica el proyecto de ley de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de Salta que el gobernador Juan Manuel Urtubey envió al Senado de la Provincia el jueves pasado en sus artículos 37 y 38, bajo el título "Procedimiento participado de reconvención".

Al comparar este instrumento con el anteproyecto de ley enviado en principio por el Ministerio de Ambiente, se puede inferir que esos artículos fueron incluidos en el proyecto por asesores legales de Urtubey.

Según los artículos mencionados para "incorporar como categoría I (Rojo), total o parcialmente, a inmuebles de dominio privado, el Poder Ejecutivo, previo informe técnico de las áreas pertinentes...deberá convocar a audiencia pública, cuyo carácter es publicístico e informativo, en la que deberá justificar la necesidad de clasificar como bosque nativo en dicha categoría al predio en cuestión". En el artículo 38 se indica que "luego de realizada la audiencia pública del artículo precedente, el Poder Ejecutivo podrá declarar, mediante la emisión del acto administrativo pertinente, la necesidad de incorporar total o parcialmente, al inmueble o inmuebles privados de que se trate o traten como categoría I (Rojo) de conservación de bosques nativos".

Por ahora se prevé que senadores y diputados analizarán en conjunto el proyecto de ley, en el cual el mapa del ordenamiento sigue siendo una incógnita. Por ahora, el único que se conoce es el que presentó el Ministerio de Ambiente. Pero ante la frustrada presentación del proyecto de ordenamiento oficial el jueves en el Centro Cívico Grand Bourg, quedó la duda si el mapa es el mismo o el gobernador realizó algunos retoques.

Esta situación alimentó rumores que indican que Urtubey utilizó la excusa de la protesta de la Qullamarca (comunidad que se manifestó durante el acto), para no presentar el mapa, que habría sido `retocado`. Otros trascendidos indican que hubo amenazas de renuncias de ciertos funcionarios ante la posibilidad de que el mandatario intente cambiar el mapa presentado por la cartera de Ambiente.

Comentá la nota