Convocan a la presentación de proyectos para el Plan Productivo

Tras participar de la sesión del Consejo Federal de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa que la ministra de la Producción Débora Giorgi abrió ayer en el Ministerio de Economía de la Nación, el ministro de Desarrollo Territorial de la provincia, Leandro Bertoya, anunció la puesta en marcha del plan productivo - cuyo proyecto de ley fue presentado el lunes en la Legislatura - para cambiar la matriz de la provincia y lograr precios competitivos en los mercados para productos de procedencia neuquina.

En diálogo con La Mañana de Neuquén, Bertoya anticipó que el 15 de marzo próximo y hasta el 15 de mayo se realizará la convocatoria pública a empresas interesadas en obtener financiamiento para el desarrollo de proyectos productivos y precisó que el plan de inversiones está conformado por 95 millones de dólares del PROSAP (un programa nacional destinado a promover la actividad agropecuaria de las provincias) y 100 millones de pesos en préstamos del Banco Nación, a una tasa del 8 por ciento y orientados principalmente a los sectores frutícola, hortícola, ganadero, de apicultura y forestal.

El 60 por ciento de la inversión para los próximos cuatro años se destinará al desarrollo de actividades a cargo de PyMEs. Además de contar con los fondos que la Nación otorgará a través del banco oficial y el PROSAP, el gobierno de Jorge Sapag pretende utilizar las rentas de gas y petróleo para dinamizar el sector agrario; potenciar la industria para la transformación de materia prima y crear la insfraestructura necesaria para que los productos ya industrializados sean colocados en los mercados con certificación de calidad.

Producto neuquino

“Tenemos como misión transformar la matriz productiva de la provincia, usando recursos provenientes del petróleo y el gas para inducir fuertemente al desarrollo del sector agrario, no sólo como proveedor de materias primas sino como un espacio de transformación de la materia prima, a través de la industria”, indicó el funcionario neuquino.

La idea, según explicó, es lograr la identificación de procedencia del producto de Neuquén con una certificación de calidad y sanidad. “Esto es lo que va a hacer que nuestros productos tengan un valor diferencial en el mercado y provean una renta que dé sustentabilidad económica. Junto con esto, se proyecta una fuerte intervención del Estado para el desarrollo de infraestructura”, dijo Bertoya, quien especificó que “con los fondos del PROSAP, por ejemplo, se hará un tendido de 1.200 kilómetros de líneas eléctricas en todo el interior de la provincia, para el desarrollo económico. Y hay planes para la construcción y refacción de mataderos”.

Proyectos

Hay catorce proyectos para producción y uno para desarrollo turístico, con hincapié en áreas como ganadería o producción caprina. “Neuquén es la segunda provincia de producción caprina en Argentina y este producto, que es el chivito, no tiene el desarrollo económico que debería tener, por eso lanzamos el concurso para la presentación de proyectos para la industrialización de cashmere y otros hilados como el mohair”, precisó el ministro, quien sostuvo que “otra área importante es la de forestación, donde en lugar de quemar la leña de poda y el raleo se podrían construir cabañas para atender la demanda habitacional y dar trabajo”.

Sin fondos de Nación para la fruta

El gobierno central no envió recursos para los productores de Neuquén damnificados por el conflicto que paralizó la actividad.

Buenos Aires > El ministro Leandro Bertoya informó que el gobierno nacional no envió fondos para auxiliar a los productores neuquinos damnificados por la huelga de empacadores que paralizó la actividad por 14 días. Pero señaló que el gobierno provincial está trabajando “en un proyecto de compensación por cosecha de fruta para industria, proponiendo un 50 a cargo del industrial y otro 50 a cargo del Estado”.

Por otra parte, indicó que Neuquén va a adherir a la Ley Nacional de Blanqueo de Capitales. “En los próximos días vamos a presentar en la Legislatura un proyecto de ley para las inversiones, y de adhesión a la ley de blanqueo y de sostenimiento de empleo. Diseñamos una política muy agresiva para dinamizar la actividad económica y estamos reglamentando el “compre neuquino” para inducir al uso de nuestros recursos y para que los empresarios adquieran sus insumos dentro de la provincia de Neuquén.

Comentá la nota