Convocan a dueños de boliches para controlar venta de alcohol

El gobierno bonaerense apunta a unificar criterios y restricciones en todo el territorio bonaerense, incluyendo las zonas turísticas con vistas a la próxima temporada.
El gobernador Daniel Scioli convocó para este lunes a la cámara que agrupa a los dueños de locales y bares nocturnos bonaerenses para estudiar medidas de control de venta y consumo de alcohol en jóvenes y se expresó a favor de consensuar medidas en ese sentido con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Además, Scioli ratificó que "va a entrar en la discusión" la posibilidad de reducir el horario de cierre de los locales bailables, pero advirtió que "no se puede hacer en forma aislada en unos lugares sí y en otros no".

De manera que cabe esperar que tras este primer encuentro previsto para mañana se extiendan las previsiones a todo el territorio provincial, ya que -según lo expresó el gobernador el jueves- la idea es aunar criterios y establecer medidas que entren en vigencia antes de la temporada de verano, en la que el "ruido" de la noche se traslada en buena medida a los centros turísticos de la costa atlántica.

El gobernador destacó, en declaraciones por C5N, la importancia de que en esta primera instancia se articulen medidas con el gobierno porteño para controlar en forma conjunta el consumo de alcohol en jóvenes en el área metropolitana, que por ahora parece ser la prioridad en cuanto a la necesidad de tomar acciones urgentes.

Según dijo, "no se trata simplemente de discutir sobre si cerramos los boliches a determinada hora, sino cómo hacemos un abordaje integral de este tema", que también contempla controles sobre kioscos que venden alcohol a menores o fuera del horario permitido. "Veo una actitud madura de otros espacios políticos que tienen la actitud de colaborar", remarcó luego.

También apeló a la "responsabilidad empresaria" para que se cumpla la normativa vigente que dispone, entre otros puntos, que "una hora antes de finalizado (el horario de) el boliche, no se puede vender más alcohol".

Scioli hizo hincapié además en la colaboración necesaria desde la familia y las escuelas para trabajar en la prevención y "crear conciencia, porque el descontrol del alcohol y el exceso hacen un profundo daño a la salud y tenemos que cuidar a nuestra juventud".

Una "fuerte campaña"

Por su parte, el subsecretario de Atención de Adicciones bonaerense, Edgardo Binstock, sostuvo que mañana a la tarde se realizará una reunión en la Gobernación con la asociación de dueños de boliches de la provincia de Buenos Aires para ver "cómo de conjunto tomamos medidas para el control".

Si bien Scioli no descartó la posibilidad de que se reduzca el horario de cierre de los locales bailables, Binstock la relativizó por los problemas de seguridad y autotransporte que significaría un regreso de los adolescentes durante la madrugada.

En declaraciones por Radio Mitre, el funcionario ratificó que la decisión del gobernador Daniel Scioli es "fortalecer el control" de la venta y consumo de alcohol a menores, pero también llamó a la "concientización" de los padres respecto a la conducta de sus hijos.

En ese sentido, dijo que la intención "es trabajar con las escuelas y hacer un llamado a los padres, porque los pibes consumen alcohol antes de entrar a los boliches".

"En la Subsecretaría, por medio de un informe que se elaboró desde hace mucho tiempo, se llegó a la conclusión de que aumentó mucho el consumo de alcohol, sobre todo en los menores. Es una investigación. A partir de allí se tomó la decisión de avanzar en una campaña fuerte para evitar el alcohol en menores", puntualizó.

Comentá la nota