El convenio para radicar el Sheraton se firmará en enero

Alperovich anunció que la sala de juegos de azar del hotel contará con 200 maquinitas. El gobernador manifestó que en 2009 habrá una lucha constante para conseguir financiamiento de la Nación. Quiere que el mes próximo estén listas 1.600 viviendas.
La Provincia y los inversores privados que construirán en la capital un hotel de la cadena Sheraton suscribirán el acuerdo oficial en los primeros días de enero. Así lo anunció ayer el gobernador, José Alperovich, quien destacó, en diálogo con la prensa, la importancia de que vaya a radicarse un emprendimiento de 40 millones de dólares en la provincia, en un contexto de crisis global. “Es un avance más para Tucumán”, aseveró.

El mandatario sostuvo que está a la espera de que la Legislatura sancione hoy la norma que posibilitará brindar una serie de beneficios impositivos a los capitales privados que llevarán adelante el emprendimiento. En efecto, uno de los temas excluyentes de la sesión convocada para hoy, a las 8, es la autorización al Ejecutivo para que celebre el acuerdo que permitirá la construcción del edificio.

La norma habilitará que la Provincia devuelva el 30% de la inversión (el tope de lo que se reintegrará será de 11 millones de dólares), mediante certificados de crédito fiscal transferibles a terceros, con esos fondos podrán saldarse impuestos y gravámenes provinciales.

Paralelamente, el Estado venderá al Sheraton la esquina de Honduras y avenida Soldati, frente al parque 9 de Julio, por $ 5 millones, pagaderos a cinco años, con dos años de gracia. La ley determinará que el establecimiento deberá incluir una sala de convenciones en sus instalaciones.

Finalmente, se eximirá impositivamente al hotel durante 15 años, con la posibilidad de prorrogar ese beneficio por otros cinco años más.

El Sheraton podrá contar, además, con una sala de juegos de azar. “Serán 200 maquinitas”, puntualizó ayer el gobernador, en diálogo con la prensa. La instalación de esas tragamonedas no será considerada una inversión, a los efectos del crédito fiscal, ni gozará de exención impositiva. De igual manera, tampoco se reconocerá la compra del terreno como parte del costo de las obras, ni el inmueble podrá pagarse con los certificados de crédito fiscal.

Obras públicas

Alperovich manifestó a los periodistas que, a pesar del reciente anuncio de que se recibirán fondos para la construcción de 5.000 viviendas más, 2009 será un proceso de negociación permanente para conseguir financiamiento de la Nación, con el cual sostener la obra pública. “Va a ser una lucha constante, como lo vinimos haciendo en 2008: todos los días de ir sacando obras de la Nación”, manifestó el mandatario.

“Ahora me voy a juntar con el ingeniero (Gustavo) Durán (es el interventor del Instituto Provincial de la Vivienda) y vamos a tratar de que las primeras 1.600 viviendas puedan estar listas en enero. Vamos a ver si hacemos la adjudicación directa con las empresas, porque hay un precio tope, de no más de $ 80.000. Tenemos que trabajar todos los días para tratar de que la Nación nos mande lo antes posible el dinero”, concluyó.

Comentá la nota