Convenio para instalar la planta aceitera de la empresa Chivil-Oil

El municipio firmó ayer un contrato para la entrega de un terreno del Parque Industrial, para la instalación de una planta aceitera de la empresa Chivil-Oil.
La firma está compuesta por un grupo de productores, acopiadores y contratistas de nuestra ciudad, Melincué y Coronel Segui.

La idea es emplear de cinco a quince empleados, para la elaboración de aceite de soja. Si las cosas marchan bien, otros productos derivados.

En el acto estuvieron el intendente Aníbal Pittelli; el secretario de Gobierno, Federico Alonso y el director de la Producción, Julio Siri.

En tanto, por Chivil-Oil, José Luis Suárez, Javier Fernández, Alejandro Fernández y Patricia Chiozzo.

Pittelli señaló que las gestiones para esta radicación de la planta venían desde hace tiempo, con el anterior director de la Producción (Martín Palomeque) y el ex intendente, Ariel Franetovich. "A nosotros nos toca consolidar este proyecto. Esto es satisfactorio porque Chivilcoy sigue ofreciendo posibilidades productivas y tiene que ver con lo que se planteaba hace tiempo, que era conseguir una ciudad segura, con obra pública y con pleno empleo".

Subrayó que la posibilidad de establecer nuevos puestos de trabajo, "sigue siendo prioritaria" e insistió con la importancia de llegar a ser una ciudad con pleno empleo. "Ya no empezamos a preocupar porque nuestro Parque Industrial nos queda chico, así que empezaremos a planificar nuevas inversiones y proyectos".

Más detalles

Por su parte, a nombre de la empresa, José Luis Suárez, indicó: "Venimos de proyectos individuales, pero tuvimos una idea en común así que nos juntamos. Tenemos que agradecer la colaboración de los funcionarios anteriores y los actuales".

Manifestó que a corto plazo, la idea es largar con una planta de extracción de aceite de soja y en un mediano o largo plazo, podrían extenderse con otros productos. "La construcción comenzará en poco tiempo, lo que no está definido es la cantidad de módulos o maquinaria a instalar. Haremos camino al andar".

En cuanto a la mano de obra, Suárez dijo que la idea es que tendrá entre cinco y quince trabajadores locales, dependiendo del proceso. "Comenzaremos con la producción de aceite de soja y lo que se deriva, que es el spellets. Más adelante, veremos si podemos hacer biocombustible, alimentos balanceados y muchas otras cosas", concluyó.

Comentá la nota