Convenio para buscar petróleo en San Luis

En la Casa de Gobierno puntana se firmaron contratos para la exploración de hidrocarburos, tarea que se realizará durante el año en curso.
Los convenios serán firmados por dos universidades y dos empresas privadas con la UTE conformada por la SAPEM, Energía San Luis y Rovella Carranza.

Tras la difusión de estudios que confirmaban la certeza de hallar de encontrar el fósil en el suelo de San Luis, con la contratación de los servicios de las compañías y las casas de estudio se reactivará un proceso que se inició a mediados de 2007.

Los contratos se realizarán con la Universidad Nacional de San Luis, la Universidad Nacional de Cuyo y las empresas MIP System y Riestra Biosistemas.

Los lugares a estudiar son tres cuencas donde se tiene información de que existen datos sismológicos de que hay petróleo y gas: la cuenca Pampa de las Salinas, compartida con San Juan y La Rioja y tiene una superficie de 1.888 kilómetros cuadrados; la cuenca de Beazley, con una superficie de 6.299 kilómetros cuadrados; y la llamada Estancia La Daisy, con un área de exploración de 1.430 kilómetros cuadrados.

Está previsto que para el primer año el gobierno de San Luis —a través de la UTE— realice una inversión de cerca de $1.400.000.

Los trabajos se han dividido en tres etapas. La primera, a realizarse este año, es la de campo, a través de bioquímicas sobre la superficie terrestre. Se buscará determinar el impacto ambiental que podría causar una futura explotación de los hidrocarburos en estas zonas y cómo repercutirá esto sobre la población, la flora y la fauna de los lugares.

También se volverá a revisar toda la información y muestras extraídas en la década del 90 por algunas empresas internacionales y por YPF, las que se encuentran guardadas en los depósitos que tienen YPF en Avellaneda, provincia de Buenos Aires.

Comentá la nota