La Convención de la UCR ratificó límites para alianzas

Se reunió este sábado y le dio la razón al comité provincia y al quiroguismo. Cada distrito deberá pasar por la aprobación de las autoridades provinciales para fijar sus posibilidades concretas de alianzas electorales. El distrito clave es la capital neuquina, donde pueden acotarse y aun restringirse alianzas con Libres del Sur y UNE.
La convención de la Unión Cívica Radical (UCR) de Neuquén ratificó que la conducción partidaria será la encargada de aprobar las alianzas electorales en cada uno de los distritos de la provincia, según había dispuesto ya el comité provincial del partido, en una decisión destinada a reforzar la autoridad de la línea que alimenta la candidatura para gobernador en el 2011 del diputado nacional electo Horacio Quiroga.

"Hay que poner en valor al radicalismo, que es la segunda fuerza política de la provincia", dijo Quiroga en el encuentro, y sostuvo que "en los acuerdos que se puedan hacer con otras fuerzas debemos brindar certezas y no ser improvisados".

Quiroga participó de la Convención de la UCR realizada en la capital neuquina. El encuentro fue encabezado por el titular de la Convención, Néstor Burgos, y por el presidente del Comité Provincia, Eduardo Benítez. Quienes especulaban con una decisión distinta, que favoreciera la autonomía de –por ejemplo- el intendente Martín Farizano para concretar alianzas, pudieron confirmar que lejos de cambiar, la convención ratificó.

En el documento aprobado por los convencionales se deja en claro que entre las atribuciones de la Convención "se encuentra la de promover la doctrina partidaria, elaborar la plataforma electoral y aprobar las alianzas".

El escrito deja sentado que "el esfuerzo de los órganos partidarios debe estar orientado a lograr la coherencia de los candidatos que ofrezca la UCR, tanto en el orden nacional, provincial y municipal que compatibilicen la doctrina, el plan de gobierno y la acción". "Tanto el partido como nuestros candidatos deben dar la certeza de pretender construir propuestas y alianzas firmes que resistan desde decisiones menores del gobierno hasta la definición de las políticas de Estado", expresa el documento que lleva como título "La UCR, un partido de pie de cara al 2011".

Quiroga ratificó su decisión de competir nuevamente por la gobernación y manifestó que "dentro de las alianzas que tendremos que hacer con otras fuerzas políticas debemos fijar límites porque debemos ser creíbles para la sociedad. El radicalismo no tiene nada que ver con el patoterismo ni con la burocracia sindical ni con aquellos que hacen un culto del corte de rutas y calles".

"Debemos revalorizar nuestro partido y crecer a partir de la UCR que es al segunda fuerza política de la provincia. Depende de nosotros mismos el respeto que nos tengan otras fuerzas porque muchas veces parece que se tolera más a los que nos producen algún mal desde afuera que una opinión diferente desde adentro del partido", dijo Quiroga.

El diputado nacional electo, que jurará en su cargo el próximo 3 de diciembre sostuvo que "un partido político no es una secta pero se deben brindar certezas a la sociedad, no hay que ser improvisados ni decirle a cada uno lo que tenga ganas de escuchar".

Comentá la nota