La convención Radical ratificó su decisión de retener la presidencia de la Legislatura

La Convención Provincial de la Unión Cívica Radical, que ayer sesionó en el Club Acción de esta ciudad, ratificó su "derecho" de presidir la Legislatura chaqueña a partir del 10 de diciembre, y acordó fortalecer las convicciones para recuperar el gobierno en 2011.
Además, los dirigentes coincidieron en criticar con dureza la actual gestión del gobernador Jorge Capitanich, considerando que "no tiene capacidad ni equipo de gobierno".Cerca de las 11 comenzó el evento que terminó consagrando presidente de la Convención Provincial a Daniel Illia, sucediendo en el cargo al ex-intendente saenzpeñense y diputado electo Carim Peche. Según se informó, a la convocatoria asistieron 187 convencionales sobre un mínimo requerido de 126.

En el acto también tomaron parte el presidente del radicalismo provincial, Benicio Szymula, el ex gobernador y presidente de Convergencia Social Angel Rozas, el ex gobernador y senador nacional Roy Nikisch, el secretario general de la UCR nacional Mario Jaraz, el diputado nacional electo Pablo Orsolini, además de otros legisladores, intendentes, y las agrupaciones Juventud Radical y Franja Morada.

Tal como lo estipulaba el orden del día, se eligió la nueva Mesa directiva de la Convención Provincial, recayendo la presidencia en el dirigente Daniel Illia. Tras ello se analizó y aprobó el Proyecto de Reforma del Reglamento Interno de la Cámara de Diputados, y en relación con la posición partidaria respecto a la futura conformación de las autoridades de la Cámara de Diputados se resolvió defender la presidencia para la UCR.

Peche: "Terminar con los Borocotó"

El presidente saliente de la Convención Provincial de la UCR, Carim Peche, agradeció a los convencionales que lo acompañaron en su mandato y a toda la dirigencia partidaria de la provincia por la responsabilidad que le confiaron, y llamó a reflexionar sobre "el rol de los partidos políticos en estos tiempos de conflictos y de tanto descreimiento social".

Mientras sostuvo que "en estos momentos tenemos que reafirmar nuestras convicciones e idearios" el dirigente precisó que durante su gestión "decidimos acortar el mandato partidario como manera de decir que no estamos ni vamos a estar atornillados a ningún cargo".

Mencionó también la modificación de la Carta Orgánica partidaria para "ratificar que las bancas en la Legislatura son de la UCR y de la Alianza Frente de Todos, para terminar con los Borocotó, o mejor dicho con los traidores que llegan por nuestra fuerza política y después se venden por dinero".

Peche consideró necesario "revalorizar la política como herramienta necesaria para transformar la realidad y orientarla al bien común", y opinó que tanto el gobierno nacional como el provincial "son ejemplos de actos de corrupción nunca vistos en la historia de Argentina y del Chaco". Por eso convocó a generar "un espacio abierto, plural, donde se pueda debatir con transparencia y honestidad, y quien así no lo quiera entender se tendrá que ir".

Comentá la nota