La Convención Nacional de la UCR se realizará en Mar del Plata

Será el 3 y 4 de abril en el Club Quilmes, según lo anunció Hipólito Solari Yrigoyen. En la convocatoria se fijarán las estrategias para las elecciones legislativas de este año.

En conferencia de prensa, el presidente de la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical, Hipólito Solari Yrigoyen, anunció oficialmente que se hará en Mar del Plata la reunión de la Convención Nacional de su partido. Será entre el 3 y 4 de abril, en el club Quilmes.

El titular radical se hallaba acompañado del vicepresidente primero de la Convención, Carlos Martín, y del presidente del Comité Radical de Mar del Plata, Luis Rech, además de la diputada nacional, Vilma Baragiola; el senador provincial Jesús Porrúa y los concejales de General Pueyrredon, Cristina Coria y Maximiliano Abad, entre otros.

Al presentar al visitante, Rech señaló que "es para nosotros un enorme orgullo contar con el doctor Solari Yrigoyen que durante toda su vida fue un símbolo de la lucha por la libertad, la justicia social y, fundamentalmente, durante las peores circunstancias que le ha tocado vivir al país, por la lucha de la vigencia permanente de los Derechos Humanos".

El presidente de la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical comenzó la conferencia de prensa refiriéndose a cómo está organizado actualmente su partido: "Consta de dos organismos. La honorable Convención Nacional, según la define nuestra carta orgánica, y el Comité Nacional. La primera es la que fija y aprueba los lineamientos, plataformas y doctrinas que después debe aplicar el Comité".

Destacó que "estoy aquí, con el vicepresidente primero, Carlos Martín y con el presidente del Comité de Mar del Plata, Luis Rech, para anunciar oficialmente que entre el 3 y 4 de abril se hará en Mar del Plata -el club Quilmes- la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical"

Y agregó que "el 2 de abril, también se reunirá la Comisión Federal, que es deliberativa, que no toma resoluciones, pero puede aconsejar, y que está conformada por dos representantes por cada distrito".

Al ser preguntado sobre los asuntos que se abordarán en la anunciada convocatoria, Solari Yrigoyen reseñó que "habrá muchos informes. Los que son obligatorios corresponden a los discursos del presidente del Comité Nacional; titulares de los bloques nacionales de senadores y diputados; también el informe del comité nacional de la Juventud, el de Franja Morada y el de la organización de trabajadores radicales".

Situación nacional y estrategia

"La esencia de la Convención- puntualizó- está en dos puntos: el análisis de la situación nacional y el análisis de la estrategia a seguir ante esa realidad. Tras estas exposiciones habrá debates con la participación de los representantes de todas las provincias, como corresponde en un partido pluralista y orgánico. Y al final se votarán las conclusiones".

Con respecto a las elecciones legislativas de octubre, Solari Yrigoyen subrayó que "la Unión Cívica Radical apunta a lograr un número considerablemente mayor de legisladores nacionales que los que tiene actualmente"

"El partido -enfatizó- ha sufrido una crisis, pero la ha superado en gran medida y está atravesando por un período de evolución muy favorable".

Y prosiguió: "Tales juicios no son una expresión de deseos, sino que provienen de analizar la realidad. Si consultamos las últimas elecciones, vemos que en San Carlos de Bariloche ganó la UCR, al igual que Río Cuarto y Santa Rosa. Además, están muy frescos los resultados de Catamarca, donde ganó de forma categórica el Frente Cívico y Social que encabeza la UCR.

"Unas cuantas figuras presidenciables"

Sobre quiénes podrían llegar a ser presidenciables, Solari Yrigoyen, expuso que "la UCR como todo partido

policlasista tiene sectores. Y como yo soy el presidente de todos los sectores, estoy inhibido de dar nombres. Lo único que puedo decir es que tenemos unas cuantas figuras presidenciales".

Asimismo, sobre la posibilidad de una alianza con la Coalición Cívica y con el socialismo, con vistas a las elecciones de octubre, sostuvo que "más que alianza es la creación de un espacio político no justicialista. Buscamos una alternativa diferente. Hubo una sucesión de gobiernos justicialistas, que han fracasado, y ahora el país está sumergido en una gran crisis, en gran parte es culpable el gobierno de Néstor Kirchner, que ahora está afianzada por la presidenta Cristina Fernández".

"Nos hicieron creer -puso de relieve- que los períodos de bonanza internacional, en que los países de América tuvieron un considerablemente incremento de su producto bruto interno, debido al alza de la producción primaria, significaba un progreso sostenido del país, gracias a su capacidad para gobernar. Sin embargo, nosotros nos ubicamos en ese beneficio entre el tercer y cuarto puesto, detrás de Panamá y Perú, y ante o después de Uruguay".

Y añadió, "tanto este gobierno como su antecesor no tuvieron ninguna previsión, engreído de que el período de las vacas gordas era eterno y su plan de gobierno no es más que la distribución de subsidios a diestra y siniestra. Por eso, ahora se terminó el viento a favor y tenemos viento en contra. Pero ellos no lo asumen, endilgando su fracaso a la crisis internacional".

Comentá la nota