El HCD convalidó decreto que prohíbe instalación de publicidad en la costa

El HCD convalidó decreto que prohíbe instalación de publicidad en la costa
Ayer los nuevos concejales estrenaron bancas. Hubo largas discusiones y algunos ediles marcaron un nuevo ritmo en el Legislativo.
Con su nueva conformación, el Concejo Deliberante convalidó ayer el decreto del Ejecutivo que veda la instalación de nuevos carteles publicitarios estáticos que obstaculicen la vista hacia el mar desde los lugares de circulación vehicular o peatonal adyacentes a la costa, en jurisdicción de General Pueyrredon y en toda la extensión del frente costero y zona de playas. Los ediles añadieron un apartado para que se respeten los contratos labrados con anterioridad y así la comuna no se vea perjudicada por posibles juicios. Asimismo, pidieron que se acelere el tratamiento de un Código de Publicidad que "unifique criterios".

Durante la sesión que mostró caras nuevas y un récord de unibloques, se aprobó un aumento en el precio mensual que se le paga a la empresa 9 de Julio por el servicio de higiene urbana. Se redeterminó el precio del contrato a 6.300.000 con retroactividad al 1º de enero de 2009 y de 500.000 pesos más a partir del 1º de septiembre. Quedó por tratar el tema de la devolución de los intereses por parte de la Municipalidad hacia la empresa, que se abordará en próximas sesiones.

Con 12 caras nuevas sesionó ayer por primera y última vez en el año, el Concejo Deliberante. En el sector de la derecha se ubicó el populoso bloque de Acción Marplatense con 12 miembros. Por la izquierda estaban los cinco radicales y los miembros del Acuerdo Cívico y Social, todos englobados por la presidencia de Vilma Baragiola. Y seguido se encontraban los unibloques integrados por Fernando Arroyo, Mario Lucchesi, Verónica Beresiarte, Diego Garciarena y Guillermo Schutrumpf.

La sesión comenzó cerca del mediodía cuando se abordó el tema de la incompatibilidad de funciones del concejal Eduardo Pezzati con su labor como presidente del Consorcio Portuario Regional. El tema demandó largas discusiones y se determinó la continuidad en comisiones. Aunque el radicalismo adelantó que no apoyará ningún proyecto de su autoría. Asimismo, el edil de Acción Marplatense, dejó manifiesta su renuncia a la dieta como edil; al igual que Garciarena que renunció a la posibilidad de percibir antigüedad en su función como concejal.

Las discusiones

Cerca de las 15, se inició el debate de los dictámenes de comisión y los nuevos concejales comenzaron a marcar un ritmo diferente en algunas discusiones. Tal es el caso de Arroyo, quien cuando se trató la prohibición de riego entre el 15 de diciembre y el 15 de marzo entre las 10 y 22 horas, generó todo un debate. Finalmente se aprobó por 14 votos, pero muchos ediles plantearon sus objeciones y pidieron que para el año próximo se revise la normativa.

Un caso similar ocurrió cuando se aprestaban a aprobar la renovación de un convenio que habilita a la asociación de fomento Punta Mogotes, a la explotación publicitaria durante la temporada estival. En este caso, Arroyo se mostró en contra y Garciarena pidió que vuelva a comisiones, sin éxito. El tema se aprobó luego de un arduo debate pero con la incorporación de algunas premisas como: que la sociedad de fomento presente la rendición de cuentas con la correspondiente firma del director de Asuntos de la Comunidad, y una duración del contrato acotada al 30 de junio.

Otra situación similar se vivió con los decretos del Ejecutivo que establecían cambios en varias arterias de la nueva terminal de ómnibus. Las mismas no fueron convalidadas y los concejales decidieron que vuelvan a comisiones.

Como ésas, se registraron varias situaciones que llevaron a la Acción Marplatense a apurar decisiones y agregar apartados para dar lugar a los cuestionamientos de la oposición.

Un tema a destacar que quedó aprobado en la sesión de ayer, fue la modificación de la ordenanza que refiere a los niveles y modalidades de enseñanza educativa, para adecuar el sistema educativo municipal a la nueva ley de educación que establece la secundaria obligatoria.

Por otra parte, y en torno a la nueva terminal de ómnibus, se aprobó un pedido de resolución para que la Secretaría de Transporte de la Nación revea la decisión que imposibilita la construcción de un acceso paralelo a las vías del ferrocarril, a fin de facilitar el ingreso y egreso de micros.

Un tema que generó algún malestar por parte del Sindicato de Guardavidas, fue el pedido de modificación de la duración del período de la prestación del servicio de seguridad de playas que volvió a comisiones, al igual que la misma solicitud que había realizado el Ejecutivo en relación al mismo tema.

Durante la sesión se convalidó una resolución en la que se expresó preocupación por los cambios de horarios de venta de bebidas alcohólicas en toda la Provincia. Algunos concejales entendieron que esto "perjudica a muchos comerciantes de la ciudad, sobre todo en verano". Por eso se encomendó al Ejecutivo que se dirija a la Subsecretaría de Atención a las Adicciones para que se extienda el plazo de horario por una hora.

Comentá la nota