Convalidaron la creación de un registro de nuevas obras.

En la última sesión previa a las elecciones, el Concejo aprobó el proyecto de ordenanza que autoriza al Ejecutivo a empadronar las nuevas obras existentes en el distrito que superen los factores de ocupación establecido por la legislación provincial y el ordenamiento comunal. El tardío recuerdo del Cordobazo, en tanto, sirvió de pretexto para un poco de álgido debate entre el peronismo disidente y la Coalición.
El Concejo Deliberante de Almirante Brown aprobó ayer, en el marco de la última sesión ordinaria antes de las elecciones legislativas del 28, el proyecto de ordenanza que autoriza al Departamento Ejecutivo a crear un registro de las nuevas obras (terminadas o no) construidas en el distrito que superan los factores de ocupación establecidos por la legislación provincial y el ordenamiento municipal.

La iniciativa, que contaba con un despacho favorable de la comisión de Legales, fue aprobada por voto unánime de los integrantes del Cuerpo, por lo que tras más de un año de debate parlamentario la administración comunal está ahora en condiciones de confeccionar un empadronamiento de las edificaciones.

Según indicaron desde el órgano en la propuesta trabajaron en conjunto la Secretaría de Infraestructura, a cargo de Daniel Bolettieri, todos los bloques de concejales y el Colegio de Ingenieros.

La intención del ordenamiento apunta a regularizar la situación de entre 200 y 300 inmuebles que no cumplen con lo determinado por la Ley 8.912 ni las normas locales. Cabe destacar en este punto que esta fue una de las materias pendientes de los últimos gobiernos y que permitirá contar con una muestra representativa de la realidad edilicia del distrito.

Durante la asamblea, el Cuerpo también convalido una serie de convenios referidos a la obras de infraestructura que se están realizando en el partido con fondos enviados desde el Gobierno nacional y provincial.

El cruce más significativo de la jornada se dio en torno a un proyecto de resolución en homenaje al 40 Aniversario del denominado Cordobazo. Ese recuerdo sirvió de pretexto para una infructuoso intercambios de agravios entre el edil de Unión Celeste y Blanco, Ramón Valdez, y la representante de GEN – Coalición, Florencia Retamoso.

El primero arrogó al peronismo ser el autor intelectual y material de la revuelta

en la Docta, y fue más allá señalando al sector como "el protector de la democracia" y el único movimiento capaz de llevar a cabo "revoluciones en el país".

La respuesta de la dirigente del partido de Margarita Stolbizer fue calificar al hombre de las filas del peronismo disidente como "gorila" y recordar que "el mayor gorila del peronismo" estuvo dentro de las mismas filas del movimiento "y se llamó (José) López Rega".

Quien puso paños fríos a la estéril discusión fue el jefe de la bancada oficialista, Eduardo Fabiani, al solicitar que no se perdiera de vista la motivación del recordatorio y "no se empañe el homenaje de todos los bloques" con ese tipo de discusiones.

Por otra parte, fueron girados a comisión un proyecto de la edil de Libres del Sur Ivana Rezano, que propone la creación de un Registro de Medios de Comunicación Locales (REMUC); una iniciativa de Retamoso para obligar a los funcionarios del Ejecutivo a efectuar declaraciones juradas sobre su patrimonio y la propuesta del FpV-PJ de elevar al Ministerio de Infraestructura de la Provincia una comunicación a favor de la construcción de una escuela secundaria en Solano.

Lo que no prosperó, por su parte, fue un pedido de informe de la bancada del ARI-Coalición sobre el contrato de reparación de una escuela primaria de Ministro Rivadavia.

Comentá la nota