El Conurbano en rojo: Echeverría el primer municipio en aplicar los "superpoderes"

El intendente Fernando Gray resignará partidas del presupuesto para hacer frente al déficit de su distrito y pagar los salarios a los empleados públicos. En la provincia hay unos 60 municipios cuyas cuentas no cierran.
El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, será uno de los primeros jefes comunales que use los "superpoderes" para reasignar partidas presupuestarias y hacer frente al déficit fiscal. Una herramienta que podría aplicarse en otros 60 municipios con cuentas en rojo.

Esteban Echeverría destina la mayor parte de su presupuesto al pago de salarios municipales y como la mayoría de los distritos depende para poder subsistir de los aportes del Gobierno Central.

Gracias a la ley de Presupuesto 2010, el gobierno de Daniel Scioli les dio la posibilidad a los intendentes de usar "superpoderes" para refinanciarse sin la previa autorización del Concejo Deliberante.

Este hecho es cuestionado por la oposición acérrima a la gestión de Gray que encabeza el bloque Vecinalista, integrado por referentes del ex intendente Alberto Groppi, que denuncian al intendente por "atentar contra las instituciones democráticas". La referente de este espacio, Marta Mangas, manifestó que la Intendencia "quiere que el Consejo Deliberante sea una escribanía".

El Poder Legislativo de Esteban Echeverría aprobó por amplia mayoría el Presupuesto para el año próximo, que prevé gastos por 328 millones de pesos que incluyen los fondos que viene desde Nación para obras locales, como el faraónico Hospital del Bicentenario.

Los llamados "superpoderes de Gray" fueron cuestionados por el vecinalismo, el ARI y Libres del Sur, mientras que el resto de los bloque del Concejo respaldaron la medida. La líder del Frente Vecinalista alegó que como la Intendencia decretó la emergencia en materia Económica, Administrativa, Financiera, Ambiental y Sanitaria, las facultades extraordinarias "no tiene razón de ser" y por eso insistió en la necesidad de controlar al Ejecutivo.

No obstante, otro punto que cuestionó el vecinalismo fue "el incumplimiento de una ordenanza fiscal y tributaria" aprobada por unanimidad por "la Asamblea de Mayores contribuyentes y el Cuerpo que prevé un la utilización de los fondos que surgen de la suba de tasas local en un 70 por ciento para un aumento no remunerativo en los salarios municipales y el 30 restante para insumos del Hospital Santa María".

Los municipales locales exigen un incremento salarial ya que sus sueldos siguen siendo muy bajos y el centro de atención médica se encuentra en muy malas condiciones por eso el Ejecutivo se comprometió destinar una parte de la mejora en la recaudación de la Ordenanza Fiscal y Tributaria para mejorar estás áreas sensibles, aunque por el momento no se está cumpliendo.

En este contexto, Mangas apuntó que "es una falta gravísima no cumplir con esta medida" porque la gestión se había comprometido en "dar un informe detallado para evitar el desvío de fondos". "Pedimos información, el libro de decretos firmados por el Intendente y no tenemos respuesta, Gray se maneja con impunidad", evidenció.

Por su parte, el edil por el bloque Unidad Comunal Daniel Requejo amparó su respaldo al Presupuesto 2010 y admitió que "no se tiene certeza sobre el cumplimiento de la fiscal tributaria ya que no se brinda la información real". "Es complejo saber si se cumple con la ordenanza porque no tenemos detalles de los fondos utilizados", afirmó a LPO.

A renglón seguido, cuestionó al bloque Vecinalista porque "cuando fueron gobierno por más de una década ellos se manejaban con la misma discrecionalidad que ahora impugnan".

"Durante los doce años que gobernaron tuvieron los mismos superpoderes que ahora están objetando. En un presupuesto con estas características, en donde no hay posibilidad de cambio de partidas, los superiores son una herramienta que va a agilizar la gestión", enfatizó el edil de Unidad Comunal, al tiempo que señaló que "cada decreto de movimiento de partidas va a ser enviado al Deliberativo".

El municipio de Esteban Echeverría destina la mayor parte de su presupuesto al pago de salarios municipales y como la mayoría de los distritos depende para poder subsistir de los aportes del Gobierno Central. A pesar de esta estrecha relación con el oficialismo, Gray para acceder a la Intendencia tuvo que hacer una alianza con el duhaldista Luis Obarrio, por lo cual ahora un sector del oficialísimo local está negociando con el peronismo no kirchnerista. Por eso desde la mínima oposición que existe a la gestión, vaticinan que en 2010 "se verán las estrategias de Gray para poder acomodarse políticamente".

Comentá la nota