"El Conurbano es como el norte argentino"

Por qué no cicatriza las heridas con Gustavo Posse y Enrique García. El perdón para Julio Cobos y el análisis electoral en territorio bonaerense. "Ni loco", dijo Morales al ser consultado sobre un posible llamado de Kirchner.
-Usted conoce el Conurbano, fue al Fuerte Apache en la campaña del 2007. ¿Cómo van a arribar con la CC en el Conurbano?

-Vamos a estar muy bien. El Conurbano es como el norte argentino. Exclusión. Si Scioli no resuelve la situación de déficit fiscal, está a la parrilla. No podés tener políticas de seguridad si tenés 400 mil chicos que quedan fuera del sistema educativo. Y el Conurbano entonces se convierte en un foco clientelista. Kirchner sabe muy bien atraer a los capitanes-intendentes: mucha obra pública. La pobreza es funcional al peronismo

-¿No es una mirada muy gorila?

-No. ¿Por qué? Hay muchos peronistas que son gorilas. Estar en el lugar de los intendentes es muy difícil también.

-El radicalismo tiene a los suyos en el Conurbano. Enrique García, en Vicente López; Gustavo Posse, en San Isidro…

-El japonés García es ultra K, de paladar negro. Pero no hay problema. Vamos a entrar en el Conurbano porque cuando la gente está dada vuelta no hay dinero que alcance.

-¿Cuantos votos cree que van a sacar?

-No, no lo sé en números aún. Entre voto cautivo, independiente y los que se sumen, un 30 por ciento seguro.

-Sin haberlo pensado, quizás sea una buena estrategia: se separaron, construyeron por su lado y ahora se juntan nuevamente. Con lo cual se puede suponer que se acumulan los votos.

-Mi anhelo como presidente del partido es que todos los que se fueron vuelvan.

-¿Cobos también?

-Si, todos. Además, no tiene lugar en el Gobierno. Tenemos que recomponer la relación entre todos. Perdonar a los que se fueron. Sin embargo, no me arrepiento de las sanciones y las intervenciones porque en ese momento había que hacerlo.

-¿No fue un poco soberbio?

-Si, quizás. Pero no es una competencia por ser más radical. Tenía que ver con las normas claves de un partido que decidió una cosa y un sector no la respetó.

-¿Los perdonaría a Posse y a García?

-No lo sé porque pasó mucho tiempo. Está mal que sigan siendo funcional a un proyecto de país que le está haciendo mal a la Argentina.

-Igualmente Posse ya pegó el portazo…

-Sí. No lo vi en las últimas acciones de la Concertación. Me parece indigno lo que hace Silvia Vázquez, el Japonés García, Gerardo Zamora (Gobernador de Santiago del Estero).

[Gerardo morales]

-¿Brizuela del Moral (Gobernador de Catamarca)?

-Lo que pasa es que si sos Gobernador tenés que dialogar sino no te dan una obra. Aun que sea de otro partido, los fondos se deben repartir igual. Ese es el problema de este Gobierno. Yo fui secretario de Desarrollo Social y no discriminaba a un peronista. Con el mismo Kirchner, que tuvimos una confrontación, porque un día fuimos y me hizo cerrar la Municipalidad en la cara. Alfonsín nunca dejó de lado a los intendentes y gobernadores peronistas.

-Hay intentos por consensuar con el radicalismo de la Provincia pero muchos dirigentes partidarios se quejan de la oposición que presentan Federico Storani y Leopoldo Moreau…

-Moreau resiste el acuerdo porque tendrá problemas personales con Margarita. Capaz tenga sus fundamentos. Me parece que hay que salir de eso. Tenemos que ser la expresión de lo que le criticamos al Gobierno: el diálogo. Todo el partido en la provincia de Buenos Aires está de acuerdo con esta alianza. Daniel Salvador tiene un gran consenso en todo el territorio bonaerense. No es un escollo Moreau, está muy débil.

-¿Cómo va a terminar el esquema de esta alianza?

-Morales gobernador de Jujuy en 2011. Hay que ganarle al peronismo de la provincia.

-¿No ve en Macri un pichón de Kirchner?

-Nunca hablé con el. Me preocupa que sea un satélite de Duhalde en la Ciudad. Después hay que ver cómo se realiza esta triple alianza.

-Mauricio detesta la política…

-Y yo la amo. Esas son las diferencias que tenemos. La política no es un gerenciamiento. Es amor, ideología, compromiso.

-¿Lilita Carrió es autoritaria?

-La verdad es que estoy fortaleciendo el vínculo este año. La veo con actitud de construir. Me sorprende que tiene ganas de ampliar.

-Siempre plantea que se cae todo y en algún punto siembra un escenario de caos.

-Es que el gobierno a veces te fuerza a jugar ese juego. En algunas cuestiones no hay que ser moderados. Pero a Lilita le tocó ser así. Había que resistir.

-¿Por qué se supone que no van a terminar como la alianza del '99?

-Porque tenemos otra actitud y estamos mirando lo que pasó. Y no le vamos a poner alianza (Risas).

-¿Quiénes son los líderes hoy?

-Espero que sean los partidos y no las personas. No diría que soy un líder porque es algo que lleva tiempo, soy el presidente de la UCR. Carrió lidera la Coalición, Binner el socialismo, Cobos ha logrado un liderazgo con la sociedad.

-Si Kirchner lo llama para charlar en Olivos, ¿va?

-No, ni loco.

Comentá la nota