En el Conurbano, Cambiemos y el PJ les pagan a sus empleados “bonos” anti crisis

En el Conurbano, Cambiemos y el PJ les pagan a sus empleados “bonos” anti crisis

Intendentes oficialistas y opositores dieron o darán un plus. Va de l los 3 mil a los 18 mil pesos.Qué distritos no pagan plus y por qué.

El formato es similar, los montos cambian y los argumentos se amoldan según la posición en la cuadrante política. Más allá de las diferencias, casi no hay intendentes del conurbano que no haya pagado -o vaya a pagar- un bono salarial a sus empleados.

Ese plus, que en algún caso llegó a 18 mil pesos y en otros es de 2 mil, hermana a oficialistas y opositores que lo justifican con la misma mirada: una asistencia a los municipales para sobrellevar el efecto de la crisis económica.

La escala inflacionaria y el impacto de la crisis hizo que en 2019 aparezca con más fuerza el pedido de un bono. Los alcaldes, en particular los opositores, lo traducen en términos políticos: un aporte para paliar el mal momento.

Así como María Eugenia Vidal anunció un bono de 7 mil pesos para los estatales, los intendentes pagaron, van a pagar o anunciaron medidas similares. El caso emblemático es Matanza: Verónica Magario pagó la primera de tres cuotas de 6 mil pesos que redondearán un "extra", remunerativo pero ocasional, de $18.000. 

Julio Zamora, en Tigre, dará un plus de 10 mil pesos que se efectivizará en los primeros días de enero que se suma a los tres bonos de 2 mil pesos que dio en lo últimos meses: en total, suma 16 mil. Como en diciembre, pagan aguinaldo y adelantan sueldo, los intendentes quieren "inyectar" fondos para activar el consumo local.

En la mayoría de los casos, no alcanzó a funcionarios​

Intendentes del PRO Valenzuela, Garro, Macri, Tagliaferro y Grindetti

En Malvinas Argentinas, Leo Nardini anticipó el pago del sueldo, junto al aguinaldo y un bono de 7 mil pesos. En Merlo, Gustavo Menéndez anunció un plus del mismo monto para principios de año.

Jorge Macri, en Vicente López, también acordó un extra de 7 mil pesos además de un paquete de medidas adicionales: becas para cuotas de colegios y para jubilados, idea que Vidal pidió que se replique en otros distritos PRO.

En San Martín, Gabriel Katopodis fijó un plus de 5 mil pesos para los 4.956 empleados del municipio. "Venimos llevando adelante una administración transparente y ordenada, que nos permite acompañar a nuestros empleados y empleadas frente a la inflación y las tarifas impagables" dijo el intendente.

En Quilmes, Martiniano Molina, pagó la semana pasada un bono de 5 mil pesos, idéntico monto que dieron Alberto Descalzo en Ituzaingó y Martín Insaurralde en Lomas de Zamora.

En San Fernando, Luis Andreotti fijó la misma cifra pero acordó un aumento salarial, de plantilla, del 11,5% a partir del salario de enero.

En La Plata, Julio Garro abonará 5 mil pesos en tres cuotas: una de 3 mil en diciembre y dos de mil en enero y febrero. Además de los empleados municipales, el bono platense alcanza a los cooperativistas.

En San Isidro; Gustavo Posse pagó en octubre 1.600 pesos de un plus que, en diciembre, se completó con otros 4.200 para llegar a 5.800.

Néstor Grindetti, en Lanús, programó un extra de 3 mil pesos en dos cuotas, al igual que Nicolás Ducoté en Pilar. El mismo monto definió Jaime Méndez en San Miguel, alcalde que quedó al cargo del distrito cuando Joaquín de la Torre asumió como ministro de Gobierno bonaerense.

En varios distritos, el plus va a acompañado con un aumento de los salarios. En San Miguel se aplicará un 10% en enero mientras que en Avellaneda, en vez de bono, Jorge Ferraresi acordó una suba de 12% en diciembre que se suma a los 35 puntos acordados en la paritaria de 2018.

En Echeverría, Fernando Gray hizo un mix: incoporó "mil fijos" a los salarios, más un bono de 1.700 pesos y un aumento paritario de 3% a partir de enero. Andrés Watson, intendente de Florencio Varela, también otorgaría un bono.

Ramiro Tagliaferro en Morón, Juan Zabaleta en Hurlingham y Mariano Cascallares en Almirante Brown también pagarán bonos de fin de año pero definen en estas horas cuál será el monto y como se pagará.

Juan José Mussi junto a su hijo Juan Patricio. Juan Jose Mussi Juan Patricio elecciones legislativas

Patricio Mussi, en Berazategui, es uno de los pocos alcaldes que no pagará bono pero, al igual que Ferraresi en Avellaneda, optó por una revisión salarial y recategorización. Según dicen en el distrito, no acostumbran pagar bonos porque tienen sus salarios se ubican entre "los 3 o 4 mejores de la provincia".

Coment� la nota