"Contuvimos a nuestra sociedad en medio de esta crisis"

Aseveró el gobernador, al destacar que no hubo un solo despido, merced al mecanismo de la concertación. Valoró la mirada federal del Gobierno nacional y destacó la importancia de la obra del interconectado, que "termina con años de olvido".
El escenario mostró un gimnasio del CePARD repleto de militantes, cuyas pancartas anunciaban la presencia no sólo de unidades básicas locales, sino también de militantes, por ejemplo, de Pico Truncado con sus casacas celestes diciendo "Maimo conducción" y de gremios como la Uocra, con sus mamelucos naranjas y sus banderas verdes, los camioneros de la Federación y también un grupo de mineros e integrantes de ATE de la Cuenca Carbonífera.

Casi una hora después de la anunciada, inició el acto mediante el cual quedó anunciado el lanzamiento del llamado a licitación para la obra de alta tensión de una línea de 500 KV, que irá desde Pico Truncado a Río Gallegos, con un nudo troncal en La Esperanza, desde dónde saldrá hacia Río Turbio y El Calafate, dejando así, definitivamente, interconectada a toda la provincia de Santa Cruz.

La obra, con un valor de unos 2700 millones de pesos, muestra "que por primera vez en la historia, hay un Gobierno que no mira a Santa Cruz con la nuca", dijo el gobernador Daniel Peralta y agregó que "este Gobierno pone lo que hay que poner para terminar con nuestro olvido", rescatando "la mirada federal del Gobierno nacional".

Peralta rescató que desde Santa Cruz, "estamos bien parados" y que "con el interconectado en la puerta y con la posibilidad, en función de una planificación específica", de transformar nuestra provincia.

El gobernador criticó "con asombro" el documento de los ex secretarios de Energía de la Nación, que aseguran que no existe un plan energético nacional y destacó que en Santa Cruz "en 3 o 4 años, tendremos nuestra central térmica que tanto anhelamos, que no serviría de nada si en paralelo no se construiría la continuidad del interconectado nacional", tal como se anunció ayer.

No dejó de recordar a Río Gallegos, cuyo intendente, Héctor Roquel, estuvo presente, asegurando que esta posibilidad de tener energía en abundancia permitirá, entre otras transformaciones, "que nuestra capital pueda pensar en serio en diversificarse y traer industrias y poner en marcha un plan de desarrollo que no sólo contenga el modelo del empleo público", dejando al empleo público como única salida laboral.

Peralta rescató el significado de la obra del interconectado, al asegurar que permitirá "diversificar la matriz energética", poniendo en valor al carbón y al potencial del viento, y dejar atrás "décadas de frustración".

También se refirió a las represas de Cóndor Cliff y La Barrancosa, obras con las que "dejaremos atrás el aislamiento al que nos sometieron aquellos que siempre miraron a la Patagonia como el patio trasero de la General Paz y hoy intentan darnos clases de cómo se debe trabajar en Santa Cruz".

Valorizó el anuncio de mil casas más para Santa Cruz. "Cada casa que se anunció hoy, aquí, debe contener una familia con la que salgamos codo a codo a dar batalla a la droga, a la proscripción de nuestros hijos, generando igualdad social", reflexionó, al apuntar que "para esto ya pusimos en marcha la herramienta de la concertación, con la que atendemos a todos los sectores y podemos decir, hoy, que en Santa Cruz no hay un sólo despido, porque junto con los trabajadores, los sindicatos y los empresarios contuvimos a nuestra sociedad en medio de esta crisis, que una vez que pase nos debe encontrar juntos, sin divisiones, transmitiendo en las escuelas y universidades la igualdad y la equidad para todos".

"Dentro de muchos años, las críticas que nos hacen ahora quedarán en los papeles viejos y sólo valdrán nuestro trabajo y las obras que hicimos en busca de fe, futuro y trabajo para los santacruceños", concluyó Peralta.

Comentá la nota