Contundente victoria del socialismo en Grecia

Los socialistas griegos ganaron las elecciones tras alcanzar una aplastante victoria, con promesas de fijar impuestos y librar una batalla contra la crisis económica que los conservadores en el poder no pudieron controlar.
En un enfrentamiento entre herederos de famosas dinastías políticas, el líder del partido socialista (PASOK) George Papandreou derrotó al saliente primer ministro Costas Karamanlis, en su tercer intento, tras haber perdido las últimas dos elecciones el 2004 y el 2007.

Vítores, tambores y bocinas resonaron por el centro de Atenas, y las calles se llenaron de banderas verdes del PASOK y partidarios celebrando.

"Hoy cambiamos el curso de Grecia y de nuestras vidas. Hoy empezamos un gran esfuerzo nacional para poner a nuestro país en un curso de recuperación, desarrollo y creación", declaró Papandreou a la prensa, después de reclamar la victoria frente a una multitud animada.

Según una proyección del Ministerio del Interior griego, el PASOK mantendrá una cómoda mayoría en el Parlamento, en momentos en que el país mediterráneo, considerado el eslabón más débil de la zona euro, necesita un Gobierno fuerte para lidiar con una economía al borde de la recesión.

Papandreou ofreció un plan de estímulo de 3.000 millones de euros (4.360 millones de dólares) para la economía, prometiendo aumentar los impuestos a los ricos y ayudar a los pobres, mientras que Karamanlis llamó a dos años de austeridad.

Comentá la nota